El Correo Digital
Lunes, 1 septiembre 2014
sol
Hoy 14 / 26 || Mañana 15 / 27 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Los Suaves, la banda de los mil conciertos

concierto este viernes

Los Suaves, la banda de los mil conciertos

No pueden dejar el rock: el legendario grupo gallego recuperará en Bilbao canciones de los 80 y los 90 que no suelen figurar en su repertorio

24.04.13 - 20:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Nunca han formado parte de la gran maquinaria de la promoción, pero Los Suaves pueden estar seguros de que en cualquier rincón de España les espera su gente, esos fans que les siguen con fidelidad extrema. Los hay que ya van para viejos, tipos maduritos que llevan más de treinta años con el gato negro en el pecho, pero en sus conciertos también se suele ver una cantidad asombrosa de jóvenes que han adoptado la ‘filosofía suave’ como manera de estar en el mundo. «Los Suaves somos todos», dice su lema, y en este caso no se trata de compadreo barato sino de una auténtica comunión entre grupo y aficionados. Dos seres humanos con camiseta de Los Suaves que se encuentran por primera vez establecen un raro vínculo, casi genético, y no digamos ya cuando cantan a coro las cuidadas letras de su banda favorita: «Yo podría darle una patada a Yosi en un momento dado del concierto, coger a alguien del público y seguir perfectamente con esa persona», decía el año pasado a este periódico Charly Domínguez, el bajista y portavoz habitual.

El aludido Yosi es su hermano: alma de Los Suaves, personaje singular, cantante de voz aguardentosa y letrista de aliento poético, como un Lemmy que hubiese leído con provecho a los clásicos. Las letras del grupo orensano son un caso único en el rock duro español por su sensibilidad, su tono y, sobre todo, su manera de tratar la muerte, tema fundamental en la lírica de Yosi: comparte espacio y a menudo se entrelaza con la afirmación rockera (deben de ser uno de los grupos que más veces mencionan la palabra rock), las mujeres esquivas y la mala suerte, pero la presencia recurrente de la muerte en versos de aire trágico distingue a Los Suaves del resto de la escena. Un ejemplo: «El día que se acabe el tiempo, / cuando el sol se apague para mí. / El día de la eterna noche sin sueños, / cuando por fin deje de sufrir. / El día en que de madrugada la dama / me visite al fin... / Ese día piensa en mí, / descansaré en paz, amigo. / Calla, no llores por mí. / He escogido mi camino». A esa fuerte personalidad se suma la solvencia instrumental de la banda, que se completa con dos guitarristas de primera fila –Alberto Cereijo y Fernando Calvo, fenómenos a la hora de combinar contundencia rítmica y chispas solistas– y el preciso batería Tino Mojón.

Los Suaves llegan al Kafe Antzokia dentro de su ‘Gira de los Mil Conciertos’, un ‘tour’ que han organizado para celebrar que están a punto de alcanzar esa cifra redonda: no han aclarado en qué cita concreta sucederá, porque quieren que todas las actuaciones se contemplen como la número mil. Están interpretando un repertorio especial que, junto a sus clásicos ineludibles, recupera temas de los 80 y los 90 que no tocaban hace tiempo, lo que podríamos llamar sus inicios y su era dorada. Los Suaves arrancaron a principios de los 80 y empezaron a llamar la atención cuando telonearon a los Ramones en La Coruña: de aquel concierto de 1981 suelen recordar que Dee Dee les felicitó y que fue el origen del anagrama del gato, una manera de rivalizar con el águila de la banda neoyorquina. Pero, aun con el empujón ramoniano, el despegue de aquellos fans gallegos de Thin Lizzy que ensayaban en un pueblo abandonado fue lento y duro, con dos primeros álbumes en la Sociedad Fonográfica Asturiana que no obtuvieron la repercusión merecida, aunque con el tiempo muchos de sus temas se hayan vuelto imprescindibles. Fue el tercer disco el que en 1988 les lanzó a su particular estrellato, nunca masivo ni mediático.

Las últimas giras de Los Suaves han adquirido una trascendencia particular, porque son realmente las últimas. De una manera que encaja extrañamente con el tono elegiaco de tantas canciones suyas, los orensanos llevan años diciendo adiós a los escenarios y los fans: Yosi, que nunca ha sido un modelo de moderación, arrastra una hepatitis C, resultado de lo que Charly llama «esos tiempos en los que no se quiso demasiado». Los Suaves ya avisaron hace dos años de que tenían la intención de despedirse definitivamente... dos años después.


Vídeo: ‘Cuando los sueños se van’

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los Suaves, la banda de los mil conciertos
El vocalista Yosi: / Ricardo del Val
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.