«Clemente y Maradona calentaron el partido»

Franco Martínez rememora para EL CORREO lo vivido en aquella tumultosa final de Copa del 84

JUAN ANTONIO CALVO
Franco Martínez amonesta a Maradona, junto a Urtubi, Víctor, Schuster y De Andrés. / FEP/
Franco Martínez amonesta a Maradona, junto a Urtubi, Víctor, Schuster y De Andrés. / FEP

Ha sido uno de los grandes árbitros españoles del pasado siglo. Murciano de nacimiento, es ahora vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros y, desde su puesto, uno de los personajes más influyentes en el fútbol español. Pero si Ángel Franco Martínez llega hasta estas páginas es por haber sido el árbitro que pitó la última final entre el Athletic y el Barcelona hace veinticinco años, con victoria para los bilbaínos por 1-0.

-Apellidarse Franco y querer pitar la entonces llamada Copa del Generalísimo era bastante difícil...

-Estaba condenado por mi nombre a no poder pitarla mientras viviera Franco. Lo sabía y era consciente de ello. Estuve tres veces como juez de línea antes del cambio de régimen y las tres finales que pité fueron después.

-¿Tuvo muchos problemas por apellidarse Franco?

-En las diecisiete temporadas que estuve en Primera, aparte de no pitar finales mientras vivió Franco, sólamente en una ocasión tuve problemas. Estaba designado para un Real Sociedad-Athletic y me sugirieron que me pusiera enfermo. Al parecer, estaba corriendo por San Sebastián un eslogan que decía algo así como «primero vamos a acabar con éste y luego terminamos con el de Madrid».

-¿Y qué hizo usted?

-Naturalmente, lesionarme. Pero Plaza, que no sabía nada, me mandó a los quince días a un Real Sociedad-Valencia y no pasó absolutamente nada.

-Si por algo se recuerda aquella final de 1984 fue por la cantidad de palos que se dieron los dos equipos después del pitido final.

-Yo ni me enteré de eso. En cuanto acabó el partido, un teniente coronel de la Policía Armada me llevó al vestuario. De lo que sucedió después me enteré más tarde, al ver las imágenes por televisión.

La bronca

-¿A qué achaca lo que pasó?

-Fue el resultado de un guiso que se estuvo cociendo durante los quince días anteriores al partido a base de un cruce de declaraciones y de acusaciones entre unos y otros, principalmente movido por dos personas, que fueron las que provocaron lo que luego sucedió.

-¿Se puede poner nombre a esas dos personas?

-Por supuesto que sí. Fueron Javier Clemente, por parte bilbaína y entonces entrenador del Athletic, y Maradona, a la sazón jugador del Barcelona. Si uno estornudaba, el otro cogía pulmonía. Y, claro, pasó lo que pasó.

-Ahora, veinticinco años después, ¿se atrevería a dar un ganador?

-Ni puedo ni debo por mi puesto. Seguro que gana el que marque más goles. De lo único que estoy seguro es de que se verá un buen partido, como corresponde a dos grandes equipos.

-¿No irá a favor de ninguno?

-Sí, del árbitro.

-Medina Cantalejo, por cierto...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos