Euskadi tiene las viviendas usadas más caras de España

Aunque San Sebastián es la ciudad más cara en cuanto a vivienda de segunda mano, a nivel provincial la palma se la lleva Bizkaia./E. C.
Aunque San Sebastián es la ciudad más cara en cuanto a vivienda de segunda mano, a nivel provincial la palma se la lleva Bizkaia. / E. C.

Aunque su precio, 2.759 euros por metro cuadrado, ha bajado un 36% en una década, supera aún en 250 al de la Comunidad de Madrid

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Ha perdido un tercio de su valor en la última década, pero aún así sigue siendo la más cara de España. El metro cuadrado de una vivienda usada cuesta 2.759 euros de media en Euskadi, 250 por encima de la Comunidad de Madrid y casi mil más que en Cataluña. La mayor renta per cápita existente en el País Vasco, y sobre todo la escasa oferta de pisos tanto libres como protegidos se encuentran detrás de una radiografía que, en el medio plazo, no tiene visos de que vaya a variar demasiado. Porque tras superar lo peor de la crisis y sumarse al carro de la recuperación económica, el sector inmobiliario parece haber frenado su caída en la comunidad e incluso ya muestra síntomas de mejoría que se reflejan en puntuales repuntes al alza de los precios.

Así se desprende de la estadística sobre la oferta inmobiliaria elaborada por el Observatorio Vasco de la Vivienda referente al primer trimestre del año. «La situación se ha estabilizado y el mensaje que nos llega es que el dinamismo en el sector ya es una realidad», subraya el director de Planificación y Procesos Operativos del Gobierno autónomo, Mario Yoldi. Buena prueba de ello es que «sumamos ya varios trimestres con tintes positivos y, sobre todo, cada vez se tarda menos en completar una venta, soy son ya menos de cuatro meses».

Bizkaia lidera el ranking de la segunda mano con un precio de 2.855,9 euros por metro cuadrado. Un precio que ha caído un 36,42% desde su valor más elevado al inicio de la crisis, 4.490,9 euros, pero que se mantiene prácticamente estable desde el pasado verano. La media general contempla pequeñas bajadas trimestrales de entre uno y diez euros. «Aunque la realidad la empezamos a ver en las capitales, donde la tendencia es ya claramente alcista», remarca Yoldi. En este caso es San Sebastián quien lidera el ranking, con una subida del 4,5% desde enero (4.598,8 euros) y Bilbao, que mejora tímidamente un 0,5% (3.312,2). En Vitoria retrocede todavía un 0,5%.

En su contexto

4.598,8
euros es el precio del metro cuadrado útil de la vivienda usada en San ebastián, frente a los 3.312 que piden las inmobiliarias en Bilbao o los 2.439 euros de media que muestran los escaparates en Vitoria.
Freno a las caídas
El valor de la vivienda usada mantiene un pulso en Euskadi. Apenas ha descendido un 1,1% desde enero, menos que en el trimestre anterior. En San Sebastián y Bilbao, los precios ya están otrs vez al alza: un 4,5% y un 1,2% respectivamente.
952,2
euros cuesta alquiler libre de media en 2018. Alcanza los 1.057,9 en San Sebastián tras subir un 19,2% anual este trimestre. En Bilbao aumenta otros cuatro euros hasta los 959,3 y en Vitoria apenas 0,9 (770,6).
Sube el alquiler público
Frente al descenso de un 36,4% del precio de la vivienda usada desde 2008, el precio del alquiler protegido ha aumentado un 28,7% en el mismo periodo y se sitúa en 328,2 euros mensuales de media, aunque es un 0,6% menor que el año pasado.

El mercado de la vivienda nueva mantiene una evolución similar, aunque lastrada por la limitada finalización de pisos el año pasado, 3.765 inmuebles, sólo un 10% de carácter protegido. El precio medio se sitúa en los 3.172,3 euros, por encima siempre del mercado usado, salvo en la capital guipuzcoana, donde las nuevas promociones son un 8,3% más baratas. «El problema en Donosti es que no hay apenas suelo donde levantar nuevas construcciones», lamenta el director de Planificación. Con todo, y aunque sólo sea un 0,8%, en Bilbao experimenta su primera subida desde 2010. Y en todos los casos, el informe del observatorio, realizado a partir de encuestas a inmobiliarias, destaca que «cada vez los precios de venta se ajustan más a la realidad». Así lo confirma que desde enero sólo hayan bajado un 4,3% de media, casi la mitad menos que hace tan sólo un año.

Alquiler «disparatado»

Mario Yoldi lamenta, sin embargo, que la estadística acentúe uno de los problemas a los que se enfrenta con impotencia el mercado inmobiliario. El alquiler en Euskadi sigue por las nubes y ya se sitúa en 952,2 euros, a apenas 15 de batir su máximo histórico, los 968 alcanzados en 2008. «El arrendamiento sigue disparatado hasta el punto de que en San Sebastián ha aumentado en tres meses otro 19,2% interanual (1.057,9 euros), situándose a niveles de Madrid o Barcelona», lamenta. Vitoria se salva de esta vorágine, con un arrendamiento medio de 770,6 euros. La única baza que a corto plazo tiene el Gobierno vasco para luchar contra esta subida es su programa de alquiler público captando pisos vacíos, denominado Bizigune. «Hemos crecido en 200 viviendas este año, hasta las 4.800, pero no basta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos