Miles de jubilados colapsan el centro de Bilbao en defensa de unas pensiones dignas

Imagen de la manifestación a favor de las pensiones en Bilbao. / IGNACIO PÉREZ

La plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia, convocante de la marcha, asegura que continuará movilizándose «hasta que paremos al Gobierno de Rajoy»

ELCORREO.

Miles de personas se manifestaron ayer en Bilbao para reclamar unas pensiones públicas «dignas» y rechazar la «mísera» subida del 0,25% que se aplica a las pensiones. Asimismo, anunciaron que continuarán movilizándose «hasta que paremos al Gobierno de Rajoy».

NOTICIA RELACIONADA

En el marco de las movilizaciones en favor de las pensiones que se celebraron este jueves en diversas ciudades, entre ellas las tres capitales vascas, las asociaciones de pensionistas de Bizkaia han reunido, según fuentes municipales, a cerca de 35.000 personas, con presencia de asociaciones de numerosas localidades vizcaínas y de personas que se han sumado a título individual a la movilización.

Los pensionistas llenaron las calles del centro de Bilbao incluso antes de la marcha portando pancartas y coreando lemas con mensajes como 'Basta de robar a los pensionistas', 'Unidos en defensa de las pensiones', 'Esta lucha la vamos a ganar', 'Las pensiones son un derecho' o 'Menos ladrones y más pensiones'. La manifestación estuvo encabezada por una pancarta con el lema 'Pensiones públicas dignas. No al 0,25%' y recorrió las calles bilbaínas desde el Ayuntamiento hasta la plaza Moyúa, donde está ubicada la Subdelegación del Gobierno en Bizkaia.

Muchos pensionistas acudieron con las cartas que les ha remitido el Gobierno para comunicarles la subida anual del 0,25%, con la intención de realizar un acto de devolución simbólica. Al llegar a Moyúa, portavoces de las asociaciones de pensionistas vizcaínas dieron lectura a un comunicado en el que se declaran «hartos de que nos tomen el pelo, de que nos suban la mísera cantidad del 0,25% desde hace unos años, y de que esta situación se repita hasta el año 2022», lo que supondrá una pérdida «no menor al 10%, más lo que nos han robado ya».

Las pensiones de los jóvenes, en peligro

Los pensionistas advirtieron de que la situación será «aún más grave» para las nuevas generaciones ya que, con las medidas previstas por el Gobierno, las pensiones sufrirán «una merma considerable». A su entender, es «indignante» que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, diga que «no se ha perdido poder adquisitivo» y, además, el Gobierno «miente» cuando asegura que no se pueden subir más las pensiones.

En este sentido, resaltaron que «la riqueza en el conjunto del Estado ya ha superado los niveles anteriores al año 2008, los beneficios de la banca siguen aumentando y las retribuciones de las grandes empresas se incrementan en un 15%». Las asociaciones de pensionistas lamentaron que «hace tiempo que se inició el recorte de las pensiones públicas y todo apunta a que se está fraguando el golpe definitivo de las mismas, reduciéndolas progresivamente y estamos en la miseria».

De este modo, denunciaron que «hay muchos pensionistas que no llegan a final de mes, que están cobrando 150 o 400 euros». «Digan con claridad que se han hecho varias reformas laborales para bajar los salarios, aumentar la precariedad y la temporalidad en beneficio del empresariado, provocando el empobrecimiento de las personas trabajadoras y la disminución de las cotizaciones, debilitando así la caja de las pensiones», reclamaron.

Apoyo del Ayuntamiento

Todos los grupos municipales con representación en el Ayuntamiento de Bilbao, a excepción de EH Bildu, ha firmado una declaración en solidaridad con las reivindicaciones del colectivo de pensionistas de Bizkaia.

En la declaración firmada por PNV, PSE, PP, Udalberri Bilbao en Común y Ganemos Goazen Bilbao, se pide al Gobierno de Rajoy «garantizar un sistema público de pensiones caracterizado por las notas de suficiencia y sostenibilidad, basado en la existencia de unas pensiones dignas en un marco de solidaridad y transparencia, sostenido por fuentes de financiación ciertas, de forma que se garantice a los actuales y futuros beneficiarios unas pensiones predecibles y adecuadas en términos de lo dispuesto al efecto del artículo 50 CE».

Asimismo, se emplaza al Ejecutivo central a «recuperar el espíritu del Pacto de Toledo, como marco básico de estudio y propuesta de medidas y recomendaciones, herramienta esencial de análisis de los problemas estructurales y de las principales reformas que deberán acometerse».

Por su parte, EH Bildu ha considerado que «la subida anunciada del 0,25% no es suficiente» y ha subrayado la necesidad de «contar con un sistema propio que garantice unas pensiones dignas». Por ello, ha instado al Gobierno vasco a que «complemente las pensiones actuales y, en un plazo de cuatro años, llegar a la pensión mínima de 1.080 euros».

«Quitarse la careta»

Los pensionistas instaron a «quitarse la careta» y reconocer que «lo que pretenden es privatizar la seguridad social, en beneficio de los grandes poderes financieros y las compañías de seguros». Por ello, defendieron la necesidad de movilizarse, no sólo los pensionistas sino también los trabajadores y los jóvenes, para defender «unas pensiones públicas y dignas» y, según han indicado, no como las prestaciones de 480 euros a mujeres viudas.

En este sentido, alertaron de que 170.000 personas en Euskadi, más de las mitad de ellas residentes en Bizkaia y la mayoría mujeres, tienen que «malvivir» con menos de 700 euros. Las asociaciones de pensionistas exigieron que se mantenga el poder adquisitivo de las pensiones y se actualicen «permanentemente» conforme al IPC anual previsto, y que «nadie tenga una pensión inferior a 1.080 euros».

Asimismo, advirtieron de que seguirán «saliendo a las calles hasta que paremos al Gobierno de Rajoy y la subida del 0,25». De este modo, anunciaron que se mantendrán las concentraciones semanales de los lunes frente a los ayuntamientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos