La Ertzaintza investiga si los asesinos intentaron asaltar antes otro piso

Ventana por la que se escabulló el ladrón de la calle Txotena./Ignacio Pérez
Ventana por la que se escabulló el ladrón de la calle Txotena. / Ignacio Pérez

Una vecina sorprendió esa misma mañana a una persona huyendo por la ventana de su casa, situada a apenas 500 metros de la vivienda del matrimonio

DAVID S. OLABARRIBilbao

La Ertzaintza investiga un extraño intento de robo que tuvo lugar en una vivienda de Otxarkoaga a primera hora de la mañana del jueves. El asalto se produjo justo antes de que fueran asesinados Lucía y Rafael -según la autopsia, fallecieron entre la nueve y las diez de la mañana-. Y, además, en una zona, la calle Txotena, que se encuentra a apenas 500 metros de distancia del piso en el que se cometió el doble crimen. Por este motivo, la Policía vasca trata de determinar si las personas que acabaron con la vida de los dos octogenarios son las mismas que escaparon por una de las ventanas al percatarse de que había alguien en la casa o si tenían algún tipo de relación entre ellas.

Según explicó a este periódico Juan Agudo, un residente de este bloque de viviendas, el asalto se produjo antes de las nueve de la mañana. En este piso de la calle Txotena, situado en una planta baja, vive Isabel, una mujer de avanzada edad que el jueves tuvo que irse a dormir con su hija por el impacto que le causó «ver a una persona escapando» de su domicilio.

«¿Quién anda por ahí?»

Al parecer, Isabel escuchó ruidos en una de las habitaciones y preguntó en alto: «¿Quién anda por ahí?». Los asaltantes trataron entonces de volver sobre sus pasos. La mujer sólo pudo ver a una persona escabullirse por el ventanal. Poco después, una patrulla de la Policía Municipal se dirigió hasta la vivienda, que fue examinada horas más tarde por la Científica en busca de huellas y otras evidencias. Este periódico se puso en contacto ayer con Isabel, que «todavía con el miedo en el cuerpo», no quiso hablar de lo ocurrido. Sus vecinos comparten esta misma sensación: «Tiene que ser aterrador encontrarte a alguien en tu casa. Menos mal que se marcharon...».

¿Son estos individuos los mismos que asesinaron después a Lucía y Rafael? Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que huyesen al saberse descubiertas -al parecer no llegaron a verse cara a cara con Isabel- y emprendiesen un camino que, por algún motivo, les condujo hacia la calle Zizeruena. Pero tampoco se descarta que sean personas distintas.

EL CORREO hizo ayer este mismo trayecto en apenas siete minutos caminando despacio. Se trata de un recorrido que se puede efectuar de distintas formas. La manera más rápida -y discreta- es introducirse por las escaleras y los pequeños caminos que unen los distintos bloques de viviendas. De esta fordma, apenas hay que atravesar unas pocas calles, que además tampoco están especialmente transitadas. De hecho, siguiendo esta ruta apenas se encuentran en la zona unos pocos comercios y algunos locales de asociaciones vecinales. En cambio, si se unen ambos puntos por las calles principales del barrio, cerca ya de la parada del metro, aparecen muchos más bares y negocios. En ambos casos, pocas cámaras que pudieran grabarles en su huída.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos