La Ertzaintza aumenta la vigilancia para frenar los robos a menores en el centro de Bilbao

Vista de la Plaza de Indautxu./Bernardo Corral
Vista de la Plaza de Indautxu. / Bernardo Corral

«Tenemos la descripción de los autores», subraya el director de la Policía Municipal, que solicita apoyo vecinal para «atajar de raíz el problema»

JOSÉ DOMÍNGUEZ

La presencia de un coche de la Ertzaintza en medio de la plaza Indautxu ayer por la tarde no levantó las criticas de los vecinos, sino todo lo contrario. Tranquilizó a muchas madres y padres alarmados por la inseguridad debido al repunte de los robos con violencia e intimidación que vive la zona en las últimas fechas. Tanto que los progenitores se han unido en un grupo de Facebook que exige una intervención urgente de las fuerzas de seguridad, mensaje que en apenas dos días ha sido compartido por más de 1.800 personas. «Bien, pero que su presencia sea constante y no sólo para la fotografía», subrayaba ayer Mikeldi Donibane, uno de los promotores de la iniciativa.

La Policía autonómica ha tomado buena nota del clamor ciudadano y reconoce haber incrementado las medidas preventivas en los principales puntos denunciados por los afectados: las calles que discurren entre Azkuna Zentroa, el parque de Doña Casilda y la propia Plaza Indautxu. Si bien fuentes del cuerpo matizaron que no es tanto por el número de denuncias, «una docena en lo que va de año», sino porque cuatro de ellas se pusieron el pasado fin de semana.

«Es fundamental denunciar»

La intervención de la Ertzaintza suma fuerzas con el dispositivo especial que desde mediados de noviembre despliega la Policía Municipal. «De lunes a jueves agentes de uniforme y los fines de semana, de paisano», puntualizó su director, Adolfo Alustiza. Un trabajo que, a su juicio, ha permitido estrechar el cerco sobre los presuntos autores, de los que «tenemos sus descripciones». Aunque pidió la colaboración ciudadana para «atajar de raíz el problema», presentando denuncias. Y, para los que no lo hacen por temor a represalias, reconoció que «veremos cómo nos ponemos en contacto».

Mikeldi Donibane reconocía ese rechazo a poner en riesgo la seguridad de las víctimas, la mayoría de entre 12 y 16 años, delatando a los autores de los robos, agresiones y amenazas, «porque también son menores que están en la plaza». «Sin embargo, es fundamental denunciarlo en la comisaría más cercana», pidió a los afectados. El PP, por su parte, denunció esta «oleada de robos y agresiones» y exigió al equipo de gobierno «que se ponga las pilas y no espere a que haya una desgracia mayor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos