Clausuradas tres cuevas en Bizkaia para proteger a los murciélagos

Se trata de la de Santa Isabel en Carranza, la mina de Siete Puertas en Trucios y la cueva de Atxurra en Berriatua

VASCO PRESSBILBAO

Los departamentos de Medio Ambiente del Gobierno vasco y de la Diputación Foral de Bizkaia han cerrado el acceso a tres cuevas con el fin de proteger a las colonias de murciélagos que en ellas habitan. Se trata de la cueva de Santa Isabel en Carranza, la mina de Siete Puertas en Trucios y la cueva de Atxurra en Berriatua. La presencia humana estaba afectando negativamente a los murciélagos.

Según Amaia Barredo, directora de Medio Natural y Biodiversidad del Gobierno vasco, "todas estas cavidades albergan colonias de al menos cinco especies de quirópteros, destacando la cueva de Santa Isabel, por ser la que atesora al grupo más importante del noreste de la península ibérica de Rhinolophus euryale (murciélago mediterráneo de herradura), catalogado en peligro de extinción".

De las 30 especies de murciélagos presentes en la península ibérica, en la Comunidad Autónoma Vasca hay 24 de ellas, "todas catalogadas, en distintas categorías de amenaza", destaca Amaia Barredo. "Las principales amenazas para la conservación de este importante grupo de mamíferos tienen que ver con la pérdida de refugios tales como cuevas, edificios, árboles viejos, etc; con la pérdida de hábitats para su alimentación; y con el aumento del uso de pesticidas que matan los insectos de los que se alimentan o directamente los envenenan".

Para trece de las veinticuatro especies de murciélagos registradas en el País Vasco los refugios son imprescindibles para protegerse de los depredadores, pero sobre todo para la cría y para la hibernación. Los principales impactos que sufren en los refugios subterráneos son el vandalismo, las perturbaciones en general y los cierres inadecuados.

"Los murciélagos -explica la directora del Gobierno vasco-, son especialmente sensibles a las perturbaciones de todo tipo en las cuevas porque al agruparse en colonias, la perturbación cuando se produce afecta a poblaciones enteras y porque baja su tasa de natalidad, tardan muchas generaciones en recuperarse".

En el País Vasco hay diversas cuevas importantes por las colonias de murciélagos que albergan. De los 15 refugios considerados prioritarios que había en 2001, en la revisión realizada por los especialistas de la UPV/EHU solamente 10 mantienen ciertas condiciones, pero algunos de ellos están sometidos a una gran presión por aumento de las visitas y perturbaciones.

Los murciélagos que habitan en el País Vasco son insectívoros, muy importantes para controlar las plagas de insectos y son beneficiosos para la agricultura. Una colonia puede consumir millones de insectos en una noche. Desde el mismo punto de vista, son beneficiosos para el ser humano, ya que ayudan a controlar y disminuir, por ejemplo, los mosquitos al atardecer, que es cuando se alimentan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos