Un hombre naufraga y rescata a su perra antes que a su mujer

Graham Anley decide llevar a tierra firme a su Jack Rusell mientras su esposa estaba atrapada por el timón de la embarcación

TERESA ARROYOBILBAO
El marinero junto a 'Rosie'./ Facebook/
El marinero junto a 'Rosie'./ Facebook

Graham Anley es un sudafricano jubilado que dedica su tiempo libre a navegar en su velero junto a su mujer Sheryl y su perrita 'Rosie'. Hasta aquí puede parecer normal la historia de este marinero ocasional, pero las desgracias llegan y cada uno pone sus prioridades por delante. O eso es lo que debió pensar Sheryl Anley, tras ser abandonada en la embarcación de su marido después de haber encallado en la escarpada costa de East London -Sudáfrica-, por rescatar a su perro.

Aunque pueda parecer demencial, los 22 años de experiencia del hombre como voluntario en el servicio de emergencias le llevaron a la conclusión de que rescatar a 'Rosie' antes que a Sheryl era la mejor opción. Graham se tomó su tiempo en rescatar al animal, colocándole un salvavidas y llevándole hasta tierra firme y regresando para hacer lo propio con su mujer. No antes, por su puesto, de encender la baliza de posición del chaleco para que el equipo de rescate no tuviera mayores percances para encontrar a su Jack Rusell preferida.

La embarcación ya comenzaba a hundirse mientras Sheryl, no tan afortunada como la perrita de 9 años, se encontraba atrapada bajo el timón del velero sin poder salir. Por suerte para la mujer, llevaba puesto su chaleco salvavidas y el agua penetraba lentamente por el casco del velero, lo que posibilitó un final 'feliz'.