Segi anuncia su disolución

La organización juvenil ilegalizada por servir a ETA de cantera apunta que "su recorrido ha terminado porque, con errores y aciertos, ya ha hecho lo que le tocaba"

EFEMADRID
Juicio en la Audiencia Nacional a varios miembros de Segi acusados de actos de kale borroka en Pamplona. / Efe/
Juicio en la Audiencia Nacional a varios miembros de Segi acusados de actos de kale borroka en Pamplona. / Efe

La organización juvenil Segi, ilegalizada por actuar como la cantera de la banda terrorista ETA, ha anunciado su disolución después de varios años sufriendo un intenso acoso policial con numerosas detenciones. Heredera de Jarrai y de Haika, los tribunales decideron que Segi era parte del entramado etarra sobre la que recaía la responsabilidad de llevar a cabo las acciones de 'kale borroka'. Ahora, un día antes de que la organización cumpla 11 años, sus portavoces han anunciado al diario Gara que Segi cierra su ciclo, una decisión que han tomado tras un proceso de reflexión que ha durado más de un año. "Su recorrido ha terminado porque, con errores y aciertos, ya ha hecho lo que le tocaba. Siempre nos hemos sabido adaptar, y ahora también acertaremos. Segi se ha acabado, pero no nos vamos a casa". El comunicado también lo ha difundido Berria.

La organización juvenil ilegalizada anuncia su disolución con el argumento de que, aunque "ha hecho un camino fructífero, hoy la herramienta se ha agotado" y reconociendo como uno de los factores determinantes ha sido la presión policial. Esta decisión, que anuncian dos portavoces habituales de Segi, Txomin Catalogne y Amaia Elixiri, va en la línea de lo que afirmaba un documento de debate interno, adelantado el 18 de mayo, en el que se anunciaba la creación de una nueva organización juvenil, que se llamará "Kimua". Ambos portavoces explican que la decisión ha sido producto de un año de reflexión interna en el que han realizado un balance de la actividad de la organización.

En ese debate, Segi ha llegado a la conclusión de que "uno de los factores que hay que tener en cuenta ha sido la represión", en referencia a la presión policial y a la ilegalización de la organización juvenil de ETA. "Es visible que ha tenido efecto en nuestra actividad. Nos ha llevado a dinámicas cortas, porque había que responder a los golpes y eso empobreció nuestro proyecto político", señalan los portavoces de Segi, que añaden: "Sabemos que hemos sido muy criticados por esa dinámica de respuesta en el calle".

Explican también que esa reflexión de futuro ha sido compartida con los presos de ETA, que han hecho aportaciones al debate. Los portavoces de Segi aseguran que "el recorrido se acaba pero el problema en Euskal Herria continúa" y añaden que "quedándose en casa no se consigue nada". "Tenemos el compromiso firme de seguir trabajando como militantes de la izquierda abertzale, con instrumentos que ya existen o los que puedan surgir nuevos", aseguran. Esos posibles nuevos instrumentos serán, según el citado documento interno del que informó Efe hace un mes, una organización que se llamará "Kimua" (brote) y que recogerá el testigo de las sucesivas organizaciones ilegalizadas Jarrai, Haika y Segi. Segi anuncia que su último acto se producirá en Itsasu, en el País Vasco francés, el próximo 24 de junio a las cinco de la tarde.

Kale borroka

Especialmente en los últimos años la conocida como cantera de ETA se ha visto sometida a un fuerte acoso policial con decenas de arrestos de sus integrantes. La operación más importante tuvo lugar en el mes de noviembre de 2009 en una macro-operación desarrollada por la Policía y a Guardia Civil en el País Vasco y Navarra que se saldó con una treintena de detenciones. Si bien no tan numerosas, posteriormente las Fuerzas de Seguridad han desarrollado otras operaciones similares tanto en España como en Francia contra este entramado.

Esta actuación de las Fuerzas de Seguridad llevaron a la práctica desaparición de las acciones de 'kale borroka' en el País Vasco y tras las escasas acciones que se han producido desde la izquierda abertzale se han limitado a asegurar que se situaban fuera de las estrategia actual del brazo político de ETA. El anuncio de la disolución de Segi se une a la desintegración el mes de octubre de 2011 de Ekin, considerada como los guardianes de la ortodoxia etarra dentro de todas las estructuras del entorno de la banda terrorista.

11 años de organización "independentista y revolucionaria"

La organización juvenil de la izquierda abertzale Segi se constituyó oficialmente el 16 de junio de 2001 en el transcurso de la asamblea fundacional celebrada en Navarra. La creación de este nuevo grupo fue la respuesta de la izquierda abertzale a la decisión del juez Baltasar Garzón de declarar ilegal a Haika, la organización que había precedido a Segi. En el manifiesto fundacional, Segi se define como una organización independentista, socialista, revolucionaria y euskaldun. El grupo se presentó públicamente el 30 de junio en San Sebastián en un acto en el que actuaron como portavoces Haritza Galarraga, Araitz Zubimendi y Zigor Ruiz. Los representantes de Segi aseguraron entonces que en la organización habían participado 4.000 personas.

La policía extendió a Segi similares acusaciones a las que había atribuido antes a Haika y a Jarrai, tales como el impulso de la violencia callejera que se registra en el País Vasco y en Navarra. El 8 de marzo de 2002 fueron detenidos los principales dirigentes del grupo juvenil en una operación que fue el primer paso que condujo a la posterior ilegalización de Segi. Desde entonces han sido varias las actuaciones policiales contra esta organización. Segi vino a ocupar el papel de la ilegalizada Haika (levantarse), que se había constituido oficialmente en abril del año 2000 como resultado de la fusión entre Jarrai con el grupo juvenil vasco francés Gazteriak. El proceso de unificación entre las dos organizaciones radicales juveniles se desarrolló a lo largo de un año de debates internos antes de que Jarrai, que se había creado en 1979, y Gazteriak, aparecida en 1994, desaparecieran para constituir formalmente Haika.

El proceso de integración de los dos grupos se inició oficialmente el 22 de octubre de 1999, después de que las asambleas de Jarrai y Gazteriak dieran el visto bueno a la decisión. Entre los promotores de esta unión se encontraban Igor Ortega y Olatz Dañobeitia, por parte de Jarrai, Xabi Larralde e Yves Machicote, por parte del grupo vasco francés.

Durante los años anteriores las dos organizaciones habían colaborado en algunas convocatorias conjuntas como la realización de la Mendi Martxa, en 1995, una caravana juvenil o una movilización celebrada en Baiona a mediados de 1999. La presentación de Haika como organización unitaria tuvo lugar en el transcurso de la acampada Topagunea 2000, celebrada en la localidad francesa de Cambó entre el 20 y el 22 de abril de 2000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos