Cómo ahorrar datos en el móvil

El consumo de datos móviles se dispara durante el periodo estival/
El consumo de datos móviles se dispara durante el periodo estival

Diez consejos y aplicaciones para no fundir nuestra tarifa

SARA BORONDO

La inmensa mayoría de tarifas de teléfono actuales incluyen una buena cantidad de gigas por poco dinero. Por esta misma razón nos hemos acostumbrado a ver vídeos o series de plataformas de streaming, hacer videollamadas, escuchar música mediante streaming, descargar archivos en el móvil, subir y bajar fotos en las redes sociales o enviarlas por Whatsapp como si no hubiese límites; por no hablar de cuando utilizamos el teléfono para proporcionar Internet a un ordenador portátil o tablet. Pero a no ser que normalmente utilicemos una red Wi-Fi para todo ese tráfico de datos, es posible que los agotemos antes de que acabe el mes.

Esto es más fácil que suceda durante las vacaciones, porque normalmente no hay Wi-Fi en el destino en el que vamos a pasar unos días. Según el tipo de tarifa que se tenga contratada, al consumir todos los datos o bien baja la velocidad de navegación y todo se ralentiza muchísimo o hay que contratar ampliación de gigas (o pagar por cada mega consumido fuera de la tarifa).

Quedarse sin datos puede ser una sorpresa desagradable y conviene echar un vistazo de vez en cuando para saber cuántos gigas se han consumido o activar una alerta. En 'Ajustes>Uso de datos>Límite y advertencia de datos' se puede establecer un aviso cuando se supere una cantidad determinada de datos e incluso establecer un límite. Cuando se supere esa cifra se desactivarán los datos móviles. Esta última opción es útil cuando la operadora cobra por datos consumidos una vez se gastan los que están incluidos en la tarifa. En este apartado hay también un gráfico para comprobar el tráfico de datos del teléfono.

Para evitar que se produzca esa situación y no tener que estar pendiente de llegar al límite de datos hay algunas medidas que se pueden adoptar y que sirven para consumir menos datos:

1.

Activar el modo ahorro

De esta forma las apps que estén abiertas pero inactivas (en segundo plano) no podrán acceder a datos y las que estén activas accederán a ellos con menos frecuencia. Esta opción se encuentra en Android en el menú 'Ajustes>Uso de datos>Ahorro de datos' y en Apple en 'Ajustes > Datos móviles'. Una vez que se active hay que indicar una por una a cuáles aplicaciones se les permitirá acceder a los datos y a cuáles no.

2.

Desinstalar las apps que no se utilicen

A veces se instalan aplicaciones para probarlas y luego no se vuelven a utilizar, pero se quedan en el móvil y buscan actualizaciones, lo que requiere intercambio de datos. Si no se consulta una app con frecuencia probablemente se pueda desinstalar y recurrir a la versión web de la página si hace falta consultar algo. Además, esto libera la memoria del teléfono y beneficia a la batería.

3.

Actualizar apps sólo por Wi-Fi

Una actualización puede 'pesar' fácilmente más de 50 megas, pero en Google Play se puede indicar que solo se descargue bajo una red Wi-Fi. Para ello hay que abrir Google Play, pulsar en las tres rayas que se encuentran en la parte superior izquierda y elegir el menú 'Ajustes', donde está la opción 'Actualizar aplicaciones automáticamente'; si pulsamos sobre ella aparecen las posibilidades de actualizar las apps en cualquier momento, hacerlo solo cuando haya una red Wi-Fi disponible o no actualizarlas automáticamente en ningún caso.

4.

Descargar música y películas

Hay aplicaciones que hacen un uso intensivo de los datos, pero algunas de ellas permiten descargar contenidos utilizando una red Wi-Fi y verlos después. En algunos casos como Youtube o Spotify es necesario tener unas suscripción Premium para poder descargar los contenidos y verlos cuando no haya Wi-Fi, pero en otras no es necesario. Eso sí, hay que tener en cuenta que estas descargas ocupan la memoria del dispositivo, así que hay que asegurarse de que este dispone del espacio necesario. Estas son las opciones para ahorrar datos en algunas de las aplicaciones más usadas:

Descargar capítulos de series y películas de Netflix

Al entrar en la app hay que pulsar en la opción situada en la parte inferior derecha y elegir 'Configuración de aplicación', donde se encuentran diversas opciones para las descargas: bajar vídeos solo con Wi-Fi; descargar nuevos episodios cuando haya una red Wi-Fi; que las imágenes tengan menos calidad (y, por tanto, ocupen menos y usen menos datos).

Descargar música en Spotify

Los usuarios premium pueden descargar listas de reproducción para escucharlas después sin conexión a Internet. Otra manera de ahorrar datos, en este caso disponible para todos los usuarios, es cambiar la calidad de la música a 'baja' en el menú 'Configuración', al que se accede pulsando sobre la rueda que hay en el extremo superior derecho de la pantalla principal.

5.

Descargar mapas en Google Maps

En el menú principal, pulsar sobre las tres líneas de la parte superior izquierda y seleccionar 'Mapas sin conexión'. Con 'Selecciona tu propio mapa' se elige la zona que se va a descargar. De esta forma habrá intercambio de datos, pero significativamente menor. Es una opción adecuada cuando se va a ir a una zona concreta unos días; por ejemplo, de vacaciones.

6.

Ver vídeos e imágenes a más baja calidad

Limitar datos en YouTube

Hay que pulsar sobre el perfil, en la parte superior derecha de la página principal de la aplicación y elegir la opción 'General>Limitar datos móviles', así solo se reproducirán vídeos HD cuando haya red Wi-Fi. Youtube también da la opción de elegir la calidad de cada vídeo, pulsando en los tres puntos que aparecen en la parte superior derecha de cada vídeo. Cuanto más baja la calidad de la imagen, menos datos se consumen.

Limitar datos en Facebook

En el menú principal, seleccionar las tres rayas del menú superior y elegir 'Ahorro de datos'. Al activar la opción se reduce el tamaño de las imágenes y los vídeos no se reproducen de forma automática, sino que hay que pulsar sobre ellos para que comiencen.

Limitar datos en Twitter

En el menú principal hay que pulsar sobre la foto del usuario y elegir 'Configuración y Privacidad' y después 'Uso de datos'. En el menú que aparece hay diversas opciones para ahorrar datos en las imágenes y vídeos. En la parte inferior hay otro apartado útil para ahorrar datos, la sincronización de datos, para definir la frecuencia con la que la aplicación consulta nuevos estados.

Limitar datos en Instagram

Los más jóvenes pueden pasarse horas viendo vídeos y fotos. Para configurar el uso de datos hay que pulsar sobre el perfil del usuario en la parte inferior derecha de la pantalla, en el icono de un busto humano, y después en las tres líneas paralelas de la parte superior derecha y después en 'Configuración>cuenta>Usos de datos del móvil', donde está la opción de usar menos datos.

7.

Configurar WhatsApp

La aplicación de mensajería puede ser uno de las que más datos consuma, sobre todo con el uso cada vez más extendido de gifs y vídeos. Para evitarlo hay que desactivar la descarga automática de los archivos multimedia de los chats. En iOS esto se hace desde 'Ajustes>Ajustes de chats>Autodescarga multimedia>Wi-Fi'. En los dispositivos Android hay que elegir en el menú desplegable que aparece al pulsar en los tres puntos de la parte superior derecha de la pantalla, 'Ajustes>Datos y almacenamiento' y en 'Descarga automática' se elige si descargar los archivos usando datos móviles, Wi-Fi o en itinerancia de datos. Si no queremos que el teléfono se llene de gifs, fotos y vídeos se puede poner 'ningún archivo' en las tres opciones y no se descargará hasta que no se pulse sobre la imagen. También se puede disminuir el uso de datos en las llamadas, aunque hay que tener en cuenta que este ahorro es a costa de la calidad de la imagen.

8.

Navegar con Chrome

El navegador de Google, Chrome, puede ahorrar datos cuando no hay conexión Wi-Fi comprimiendo la información necesaria. Para activar esta posibilidad hay que tocar los tres puntos que están en la esquina superior derecha y elegir 'Configuración>Modo básico' y activarlo. Esto permite cargar las páginas web más rápido cuando la conexión es lenta. Con el modo básico, parte del tráfico web puede pasar por los servidores de Google. Si la página tarda en cargarse, Google la simplificará para que descargue menos datos en el móvil. Las páginas tendrán el mismo aspecto y funcionarán igual que el original. No obstante, tiene limitaciones con algunas webs. El modo básico informa de los datos que se han ahorrado.

9.

Utilizar Datally

Esta aplicación de Google configura una conexión VPN (una red privada virtual) para controlar el tráfico de red. Cuando esté activa aparecerá una llave en la parte superior de la pantalla. Es muy fácil de utilizar. Entre las múltiples opciones que ofrece está ver el gasto de datos de forma detallada, establecer un límite diario, impedir el tráfico de datos durante la noche, reservar datos para utilizarlos en caso de emergencia o controlar en tiempo real el consumo de datos de cada app mediante una burbuja.

Otra prestación interesante de Datally, la más reciente que se ha añadido, es establecer un límite para compartir datos del dispositivo cuando se convierte en un punto de acceso Wi-Fi (conocida como hotspot).

10.

Comprobar siempre que el Wi-Fi está conectado

A menudo conviene desactivar la opción de Wi-Fi en el movil para ahorrar batería si, por ejemplo, estamos unas horas en un sitio sin cobertura. Es sorprendente la cantidad de veces que nos olvidamos de volver a activar el Wi-Fi, haciendo uso de aplicaciones pensando que dicho consumo está respaldado por una red inalámbrica, sin darnos cuenta de que en realidad estamos gastando datos de la tarifa del móvil.