https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

PS4 vs PS4 Pro: ¿cuál debería comprar?

PlayStation 4, PlayStation 4 Slim y PlayStation 4 Pro /Sony
PlayStation 4, PlayStation 4 Slim y PlayStation 4 Pro / Sony

Comparamos los diferentes modelos de la consola de Sony

SARA BORONDO

Aunque ya lleva un tiempo a la venta, quienes tienen pensado comprar ahora una consola de Sony dudan si comprarse una PlayStation 4, una PS4 Slim o una PlayStation 4 Pro porque no tienen claras las diferencias entre las dos consolas. En realidad, las dos primeras no presentan casi diferencias entre ellas: su capacidad de procesado de imágenes es la misma pero el modelo Slim tiene un ventilador más potente y Wifi mejorado. De hecho, ya es más habitual encontrar los modelos Slim y Pro que el primer modelo que salió.

La diferencia básica entre los modelos normal y Slim y el Pro es cómo se ven los juegos con unas o con otra; PS4 Pro tiene un procesamiento gráfico casi el doble de potente que PS4 (la tarjeta gráfica de PS4 tiene 18 núcleos a 800MHz y la de PS4 Pro tiene 36 núcleos a 911MHz) y más memoria RAM. Esto se traduce en que PS4 Pro puede gestionar gráficos con una resolución de hasta 4K (la llamada Ultra Alta Definición).

Además, PS4 Pro ofrece iluminación de alto rango dinámico (HDR), una tecnología que muestra más colores y con mayor fidelidad a la realidad y que necesita un cable HDMI 2.0 -que viene incluido con la consola-. Para disfrutar de estas dos características, gráficos 4K y HDR, es necesario que la televisión también las tenga.

En cuanto a los contenidos, son los mismos para las dos consolas, lo que quiere decir que esa potencia extra sirve para detalles como la resolución, los efectos o el número de imágenes por segundo de los videojuegos. A raíz del lanzamiento de PS4 Pro todos los juegos que salen para PlayStation tienen que tener una resolución mínima de 1080p, aunque muchos estudios han optado por incluir una resolución mayor y que los jugadores elijan si prefieren jugar con una imagen más detallada o con una tasa mayor de imágenes por segundo, con lo que el juego va más fluido. Si un juego es anterior al lanzamiento de PS4 Pro y no ha recibido un parche de actualización, se verá igual en las dos consolas.

Con el dispositivo de realidad virtual PSVR Pro también se notan mejoras al utilizar una PS4 Pro porque las imágenes se ven más suaves y a más resolución, ya que la potencia extra de procesado se utiliza para presentar unos mundos virtuales más definidos.

En resumen, una PS4 o PS4 Slim son una buena opción si no tenemos un televisor 4K con HDR ni intención de comprar uno en breve, y el modelo Pro es adecuado para quienes quieren la mayor calidad en la imagen y cuentan con una pantalla que se la pueda proporcionar.

A la hora de pasar por caja hay una diferencia de unos 100 euros entre los modelos, aunque depende de la capacidad del disco duro que traiga la consola. Una PS4 Slim de 500GB más un juego cuesta unos 300 euros, y una de 1Tb unos 350 mientras que una PS4 Pro de 1Tb son unos 400 euros sin juego, o a partir de 440 aproximadamente sin incluyen un juego o algún mando extra. No obstante, estos precios son aproximados y varían en función de las ofertas que tenga cada tienda.