Las carreteras vascas vuelven a registrar víctimas mortales en Semana Santa tras seis años sin fallecidos

Bomberos acuden en auxilio de la mujer accidentada en Júndiz./BOMBEROS ARABA
Bomberos acuden en auxilio de la mujer accidentada en Júndiz. / BOMBEROS ARABA

Dos personas murieron el sábado en sendos accidentes en Álava y un hombre ha sido hallado muerto este lunes en Azkoitia tras salirse de la calzada

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Las carreteras de Euskadi han tenido una Semana Santa negra. Tras seis años sin fallecidos durante estas fechas -las dos últimas víctimas mortales en este periodo se habían registrado en Álava en 2012- estos días se han saldado con un trágico balance: dos personas han perdido la vida en la red viaria vasca durante este periodo festivo que concentra un gran número de desplazamientos en el País Vasco, cerca de medio millón, según la dirección de Tráfico del Gobierno vasco.

Las trágicas muertes se produjeron en Álava en sendos accidentes ocurridos el sábado, en pleno ecuador de la Semana Santa. En uno de los siniestros, ocurrido sobre las 11.00 de la mañana en la A-1 a la altura de Júndiz, perdió la vida una mujer de Mungia de 41 años, según informó el departamento vasco de Seguridad. La conductora, única ocupante del vehículo, viajaba en un monovolumen que se salió de la calzada. Dotaciones de la Ertzaintza, de los servicios de emergencia y de los Bomberos se desplazaron al lugar para prestarle auxilio, pero no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

Accidente en la carretera vieja de Altube que se cobró la vida de un hombre de 50 años.
Accidente en la carretera vieja de Altube que se cobró la vida de un hombre de 50 años. / SERGIO EGUÍA

Casi a la misma hora, en la A-624 en el término alavés de Zuia, se producía otro grave accidente. Un vecino de Llodio, de 50 años, se salió de la calzada en la carretera vieja de Altube con su Volkswagen Passat y, tras dar varios bandazos, acabó de nuevo en la carretera. A consecuencia del golpe, el conductor -y único ocupante- quedó atrapado en el interior. SOS-Deiak/112 envió al lugar varias dotaciones de la Ertzaintza, así como una ambulancia medicalizada de Osakidetza y efectivos del cuerpo de Bomberos de Vitoria para liberar al herido. Una vez fuera del turismo, fue estabilizado por los sanitarios y evacuado al hospital Santiago de la capital alavesa. Sin embargo, el hombre no pudo salir adelante debido la gravedad de sus lesiones y falleció en el centro sanitario el domingo.

Salida de calzada

Además de estas dos víctimas, este lunes un hombre de 71 años ha sido hallado en Azkoitia dentro de su coche tras salirse de la calzada. Aunque en un primer momento el suceso ha sido tratado como un accidente de tráfico, tal y como avanzaron fuentes del departamento vasco de Seguridad, las investigaciones posteriores -a falta de los resultados de la autopsia- apuntan a que el conductor pudo sentirse indispuesto antes de perder el control del vehículo en el barrio de Urrategi. Al parecer, un particular le ha localizado a primera hora de la mañana en el interior del coche y ha dado la voz de alarma. Al lugar han acudido efectivos de la Ertzaintza, bomberos y sanitarios, que han intentado reanimarle sin éxito.

«Evolución» descendente en el número de siniestros

Antes de iniciarse estos días de fiesta, la directora de tráfico del Gobierno vasco, Sonia Díaz de Corcuera, señalaba que «la accidentalidad en los últimos periodos de Semana Santa ha mostrado una evolución descendente», en la medida en que, según recordaba, desde 2012, cuando dos personas fallecieron en Álava, no se habían registrado víctimas mortales en accidente de tráfico en las carreteras de Euskadi en estas fechas. Según sus datos, hubo 123 accidentes en 2012, 107 en 2013, 100 en 2014, 99 en 2015, 73 en 2016, 88 en 2017, lo que supone una «ligera subida» y 78 en 2018. A falta de que termine este lunes por la noche la operación retorno, se desconoce el balance del número de siniestros de la Semana Santa de 2019.