Aterriza de urgencia en Santander un vuelo Málaga-Dusseldorf por un conflicto a bordo

Imagen de archivo de un avión de Ryanair llegando al Seve Ballesteros./Roberto Ruiz
Imagen de archivo de un avión de Ryanair llegando al Seve Ballesteros. / Roberto Ruiz

Una pasajera y su acompañante fueron desalojados del aparato en el Seve Ballesteros «por comportamiento inapropiado», según Ryanair, y luego el avión pudo continuar su ruta con normalidad

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

El vuelo de la compañía Ryanair FR8613 que el lunes por la tarde realizaba la ruta Málaga-Dusseldorf tuvo que ser desviado a Santander ante un problema a bordo provocado por una pasajera, cuyo estado de nervios estaba provocando «desórdenes» en el viaje, según fuentes policiales. Sobre las 16.00 horas, el avión aterrizó en el Seve Ballesteros y esa mujer y el hombre que la acompañaba se bajaron del avión.

Hay, sin embargo, dos versiones muy distintas sobre lo ocurrido. Por un lado, la aerolínea irlandesa dice que la viajera fue detenida, y en un comunicado ha explicado que «en ningún momento toleraremos comportamientos inadecuados o conflictivos, y la seguridad y comodidad de nuestros pasajeros, tripulación y avión son nuestra máxima prioridad». Pero la Guardia Civil de Cantabria, que fue el cuerpo derivado a esta incidencia, ha asegurado a este periódico que no medió detención alguna porque tampoco hubo denuncia. Según los agentes que fueron enviados al aeropuerto al ser requerida su presencia por el piloto, «la mujer parecía sufrir un ataque de ansiedad». Sobre ese «comportamiento inadecuado» que menciona Ryanair, la Guardia Civil cree que se debe a que esa persona «se metió en un baño y se puso a dar golpes, pero pudo ser por ese estado de nerviosismo o el posible ataque de ansiedad que percibieron los guardias civiles que acudieron». Tanto ella como el hombre que la acompañaba se bajaron del avión cuando llegó la Guardia Civil sin causar más problemas. Se desconoce qué pasó después con esta pareja. El avión retomó su ruta, tras el desalojo, hacia Dusseldorf Weeze.

La Asociación Amigos de Parayas informaba así en Twitter del desvío de este vuelo: