«Era una chica alegre y cariñosa», recuerdan en Fuengirola

«Era una chica alegre y cariñosa», recuerdan en Fuengirola

La localidad quedó marcada por el homicidio de su vecina Diana Janet, aunque su nombre se ha ido desvaneciendo con el paso del tiempo

FERNANDO TORRESFuengirola

Fuengirola quedó marcada por el homicidio de su vecina Diana Janet, aunque su nombre se ha ido desvaneciendo con el paso del tiempo. Había poca gente en la calle cuando se produjeron los hechos, pero aquel día de Reyes de 2003 estuvo marcado por el silencio y la incomprensión. La farmacia ubicada en el bajo del edificio estaba de guardia aquella madrugada. «El empleado que estaba ya se jubiló, pero no se enteró de nada hasta que llegó la Policía y la ambulancia», cuenta un responsable del establecimiento.

Justo debajo del balcón de la casa sigue habiendo una agencia de viajes. Una de las responsables recuerda una sensación rara tras volver al trabajo después de Reyes. «Nos enteramos por los medios, tardamos en saber que era ella», admite. En la esquina trabaja una peluquería de toda la vida. Los dos propietarios recuerdan que aquella noche cerraron más tarde de lo normal y se quedaron tomando una cerveza en un bar cercano. «Nos fuimos veinte minutos antes de que todo pasara», rememoran. «La recordamos como una chica alegre y muy cariñosa» con su pareja. En el edificio donde vivían la mayoría de los vecinos han cambiado de residencia y algunos pisos ahora son oficinas de una gestoría y otros negocios.