Solo 18 de los 75 parlamentarios vascos tienen un máster

Once diputados de Euskadi en Madrid han realizado cursos de posgrado

DAVID GUADILLA

La tormenta política que se ha generado a raíz de las sospechas surgidas alrededor de los máster de Cristina Cifuentes, Pablo Casado y Carmen Montón, así como las críticas lanzadas sobre Pedro Sánchez por su tesis doctoral, han situado los historiales académicos de los representantes públicos en el punto de mira. Lo que en un principio se incluía como un elemento de prestigio, ahora parece estar bajo sospecha.

En el caso de los vascos, los currículum educativos de los parlamentarios y diputados, al menos los que aparecen colgados en las web de la Cámara autónoma y del Congreso, demuestran que el estudio de másteres y posgrados es habitual, aunque tampoco generalizado.

De los 75 parlamentarios vascos, 18 han ampliado sus estudios universitarios con cursos de este tipo. Abarcan diferentes materias, aunque la mayoría están vinculados con el Derecho. No es de extrañar, de los más de cincuenta legisladores que cuentan con alguna titulación superior o diplomatura, casi 30 se han licenciado en esta carrera. Pero también los hay en gestión de empresas, periodismo, en «estudios feministas y de género», en «derechos humanos» o en «relaciones internacionales». No todos incluyen en qué universidad han logrado el título, pero las instituciones más aludidas son la UPV y la de Deusto. En ninguno de los casos aparece mencionada la Rey Juan Carlos de Madrid, el aparente foco de todos los problemas.

Un dibujo similar aparece al analizar las biografías de los 18 diputados vascos en el Congreso. Once tienen cursos de posgrado y másteres. Como en el caso de los parlamentarios, la mayoría están relacionados con el Derecho. Aunque también los hay en administración de empresas.

Los últimos escándalos han hecho que los políticos afinen su currículum. El pasado mes de abril, se hizo público que el Parlamento corrigió el de Maddalen Iriarte al aparecer en un primer momento que era licenciada en Periodismo, cuando no era así. Tanto EH Bildu como los servicios de protocolo de la Cámara rechazaron que hubiera mala fe y lo atribuyeron a un error administrativo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos