El PNV reivindica su centralidad frente a «populistas, demagogos y antisistema»

Multitudinario. Más de 5.000 simpatizantes y 700 candidatos jeltzales se dieron cita ayer en BEC. Tomaron la palabra el líder del EBB, Andoni Ortuzar; el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la europarlamentaria Izaskun Bilbao. /MANU CECILIO
Multitudinario. Más de 5.000 simpatizantes y 700 candidatos jeltzales se dieron cita ayer en BEC. Tomaron la palabra el líder del EBB, Andoni Ortuzar; el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la europarlamentaria Izaskun Bilbao. / MANU CECILIO

Ante más de 5.000 simpatizantes y 700 candidatos, Ortuzar abre la precampaña jeltzale con un llamamiento a las bases a «no relajarse»

LORENA GIL

El PNV, como bien dijo desde un principio su presidente, Andoni Ortuzar, quiso ayer hablar de su «libro». Y así fue. Lo hizo ante una marea de 5.000 simpatizantes que a mediodía abarrotaron el pabellón número uno del BEC, en Barakado. Con 700 candidatos jeltzales sobre el escenario, Ortuzar reivindicó la «solidez» de su partido frente a la «política líquida, de Twitter y pandereta». El líder del EBB quiso advertir a la militancia de que «el espacio que dejamos los partidos demócratas lo ocupan los populistas, demagogos y antisistema». «Nosotros seguiremos haciendo equilibrios para no caer ni a derecha ni a izquierda. Nosotros centrados», afirmó.

El PNV buscó exhibir -nunca mejor dicho, dado el lugar elegido- músculo en su primer mitin con las próximas elecciones a la vista: europeas, municipales y forales. Hora y media de acto. El lema: 'Prest!' (preparados). Actuaciones musicales incluidas y un público entregado, dos fueron las claves del mitin con el que la formación jeltzale abrió la precampaña: Arengar a las bases frente a las «encuestas» que vuelven a dar la victoria al PNV en Euskadi -incluso mejoraría sus resultados- y vender gestión y proyecto.

El PNV reivindica su centralidad frente a «populistas, demagogos y antisistema»

El mitin duró hora y media e incluyó varias actuaciones musicales, bajo el lema 'Prest!' Rostros no tan mediáticos

El análisis que hace Sabin Etxea es que el foco se sitúa en la política nacional. La irrupción de Vox, la crisis de Podemos, las opciones de gobernabilidad de Pedro Sánchez... «Distracciones», en palabras del PNV, que creen pueden suponer una amenaza de cara a los comicios de mayo. Los jeltzales quieren redirigir la atención hacia Euskadi y evitar la desmovilización. Para ello, hay que tirar de sello propio. Esta vez la crisis catalana, con el juicio del 'procés' en puertas -el lehendakari está citado a declarar como testigo-, no sobrevoló la cita jeltzale. Más bien pasó de largo. «Como dijo aquel inefable escritor, hoy vengo a hablar de mi libro», insistió el líder del EBB.

Gran ambiente en el mitin.
Gran ambiente en el mitin. / MANU CECILIO

Aseguró Ortuzar en sus primeros minutos de discurso no querer hablar de la «oposición». Pero no lo pudo evitar. No nombró, eso sí, al «tridente», en alusión a PP, Ciudadanos y Vox. El líder del EBB llamó a la militancia a no dar nada por sentado. «Ni exceso de confianza ni relajación. En nuestro pueblo no queremos ni populistas, ni demagogos ni antisistema», expresó. «Euskadi es diferente». «Y no porque seamos mejores que nadie, ni por toque divino. Lo es porque aquí se hacen las cosas de manera distinta», puntualizó. En un momento en el que «no está fácil esto de la política», Ortuzar llamó a tejer consensos. «La cosa pública es pluralidad. Pero dentro de esa pluralidad hay que buscar armonía. Conjuntar voces, entonar la misma melodía, aun cantando en polifonía», llegó a expresar Ortuzar.

Metáforas musicales aparte, el líder del PNV reconoció que a su partido le está tocando «andar sobre el alambre» a nivel político. «Aquí nos tenéis, haciendo acrobacias», asumió. En este sentido, se comprometió a «mantener el equilibrio para no caer ni a derecha ni a izquierda. Nosotros, centrados», remarcó. «Con paso firme, y no vamos a caer. Porque tenemos claro que aquí, en Madrid o en Bruselas la prioridad es la agenda vasca». En el País Vasco, en contra de lo que está ocurriendo en otras partes, tanto en España como a nivel europeo, la moderación sí da réditos electorales. Y eso es algo que la formación jeltzale tiene muy interiorizado. No en vano, todas las encuestas sitúan al lehendakari en el centro de la política.

En lugar de los cabezas de lista, se dio brevemente la palabra a candidatos locales menos conocidos

«'Sentenciazos'»

Sobre el escenario del BEC no hablaron los cabezas de lista a las municipales y forales. «Son muy conocidos», justificó Andoni Ortuzar. Su lugar lo ocuparon, de forma breve, otros que «no son protagonistas a diario». Entre otros, Ander Añibarro, de Llodio; Anabel Landa, de Berango; Olatz Peon, de Tolosa; Josu Mendikute, de Eibar, y Amaia del Campo, que repetirá como candidata a la Alcaldía de Barakaldo. Esta última jugaba en casa.

Quien sí tuvo un papel protagonista, junto a Ortuzar y Urkullu, fue la candidata a las europeas. Izaskun Bilbao subrayó el empeño jeltzale en contribuir a una UE «más social, más humana», contando «con todos, porque somos equipo». Destacó que a su partido le gusta Europa porque es «la suma de voluntades». «Eso es moderno, democrático. Lo antiguo son esas unidades tan indisolubles que hay que mantener a 'sentenciazos'», criticó, en la única alusión -aunque sin citarla- que ayer se escuchó en relación a la situación en Cataluña.

La europarlamentaria también se refirió al Brexit. «Fruto -dijo- del cortoplacismo, del populismo y de la demagogia. Esta forma de hacer se ha llevado por delante muchos partidos con historia. Nosotros, con 123 años, seguimos aquí. Por eso en Bruselas no dicen 'sois como una roca'. ¿Cómo resistimos? Escuchando hasta a los que nos insultan», apostilló.