Maroto se empadronó en Sotosalbos (Segovia) un mes después de las autonómicas

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto./Efe
El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto. / Efe

El portavoz del PP en el Senado asegura que el «documento» que le permitió acceder a la Cámara Alta tras su derrota en Álava está emitido conforme a la ley

EL CORREO

El portavoz del PP en el Senado, el vasco Javier Maroto, se empadronó en el municipio segoviano de Sotosalbos, con el que no tiene ninguna vinculación, el 26 de junio pasado, justo un mes después de las elecciones autonómicas cuando ya se supo que al PP le correspondía un senador por Castilla y León. Así figura en el registro de la localidad, tal y como han confirmado fuentes municipales.

En las pasadas elecciones generales del 28 de abril, Maroto perdió su escaño en el Congreso dejando al PP sin representación por Álava por primera vez desde 1989. Poco después, las autonómicas celebradas el 26 de mayo arrojaron un resultado en Castilla y León por el que el grupo parlamentario popular tenía derecho a proponer a las Cortes de Castilla y León un senador, y no dos como era habitual, debido a que el PSOE ganó las elecciones en la región por primera vez en 35 años, aunque no ha podido gobernar debido a un pacto de gobierno entre el PP y Ciudadanos.

El grupo parlamentario popular de las Cortes de Castilla y León propuso a Maroto como senador y en un pleno celebrado el 23 de julio salió designado con el apoyo del PP y de Ciudadanos. El político se había empadronado un mes antes en Sotosalbos, en concreto en la casa de un alto directivo de la empresa Accenture y que también tiene negocios en el sector cárnico, según han detallado fuentes municipales.

Este empadronamiento era condición indispensable para poder obtener la condición de vecindad que le permitiese ser propuesto como senador por Castilla y León, por lo que Maroto se empadronó en Sotosalbos, municipio con el que no tiene vínculo, con el objetivo de ser designado senador, como así ha ocurrido y que ha despertado fuertes críticas, entre ellas, en el PSOE, que ha reclamado que se declare nulo ese empadronamiento, lo que le arrebataría su condición de senador.

Maroto ha defendido este jueves la legalidad de su empadronamiento en la localidad de Sotosalbos y ha asegurado que un concejal socialista de localidad ha visto el certificado que así lo atestigua. El senador por Castilla y León ha respondido así durante una comida de hermandad que ha llevado a cabo el PP en las piscinas de Cantalejo (Segovia), en un acto que los populares organizan para el inicio del nuevo curso político.

El portavos de los populares en el Senado ha asegurado que el empadronamiento «está emitido» y el documento habría sido visto por el concejal pertinente del Partido Socialista en la localidad. El político se ha mostrado «cansado» de explicar que es un documento que se ha hecho «conforme» a lo dispuesto en la ley de empadronamiento, un documento que según ha aseverado «lo ha visto todo el mundo».