Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

«Cuando llegué a casa había dos terroristas; mi ama me dijo 'vienen a llevarse al aita'»

Gerardo Arín, con una foto de su padre en el domicilio de Tolosa. /Iñigo Royo
Gerardo Arín, con una foto de su padre en el domicilio de Tolosa. / Iñigo Royo

Gerardo Arín recuerda el secuestro y asesinato a manos de los Comandos Autónomos Anticapitalistas de su padre, un empresario de Tolosa, hace 35 años

LORENA GIL

Gerardo Arín tenía 18 años. Estudiaba COU y estaba en plena época de exámenes. Aquel día había estado en la biblioteca y sobre las siete de la tarde decidió regresar a casa. Allí se encontró con su madre y uno de sus hermanos. Pero también con otros dos jóvenes a quienes no conocía. «Mi hermano estaba estudiando Periodismo en Bilbao, así que pensé que serían dos amigos suyos», relata. Dejó su cazadora y sus libros y se sumó a sus familiares en el salón. Fue entonces cuando su madre le dio la noticia: «Vienen a llevarse al aita». «¿Cómo que se lo van a llevar?», preguntó Gerardo. Los Comandos Autónomos Anticapitalistas, escisión de ETA, secuestraron y asesinaron al empresario Patxi Arín en Tolosa el 15 de diciembre de hace ahora 35 años. Su caso ha prescrito. Nadie ha sido condenado.

 

Fotos