Don Juan Carlos evoluciona «satisfactoriamente» aunque continuará en la UCI

El rey Felipe VI y la reina Letizia, a su llegada este domingo al Hospital Clínico Quirón de Pozuelo de Alarcón para visitar al rey Juan Carlos. / David Fernández (Efe)

Según el último parte médico, el Rey emérito ya se ha levantado y ha comenzado a ingerir alimentos

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Consciente, con buen estado de ánimo y sin apoyo para respirar. Don Juan Carlos continúa recuperándose «satisfactoriamente» de la operación de corazón abierto a la que fue sometido este sábado en el hospital Quirón de Madrid. Y aunque, según el último parte médico, ya se ha levantado y ha comenzado a ingerir alimentos, el Rey emérito continuará de momento en la unidad de cuidados intensivos. «Está despierto, con situación neurológica normal, respirando espontáneamente sin apoyo ventilatorio y con mínimo soporte vasoactivo», informó este domingo la directora gerente de la clínica, Lucía Alonso.

El monarca volvió esta sábado a «pasar por el taller», como ha bromeado en alguna ocasión, para que le fuesen implantados tres 'bypass'. Una intervención, «sin incidencias», en la que los médicos le realizaron una triple derivación para corregir la obstrucción de las arterias coronarias y restablecer el correcto flujo sanguíneo hacia el corazón.

Según Zarzuela, esta operación fue programada en junio cuando el padre de Felipe VI se sometió a una revisión médica anual y los facultativos le detectaron una dolencia cardiaca que debía ser corregida en el quirófano.

«No parece que se haya operado», aseguró la reina Sofía, que hoy volvió al centro médico para visitara don Juan Carlos. En esta ocasión, le acompañaban su hermana Irene de Grecia y el matrimonio Radziwill Fruchaud, amigos de los Reyes con quienes han pasado varias vacaciones en Marivent. No fue la única visita que recibió don Juan Carlos. Por la tarde, fue el turno de Felipe VI y la Reina Letizia, que se acercaron hasta el hospital sin sus hijas. «Va evolucionando muy bien, dentro de lo previsto», reconoció el jefe del Estado, que aseguró que «no pierde el humor».

En caso de que no haya complicaciones, el Rey emérito podrá pasar en las próximas horas a planta. Allí recibirá la visita de las infantas Elena y Cristina, así como la de algunos de sus nietos.

MÁS INFORMACIÓN