Ex presos de ETA protestan por su inclusión en el fichero francés de terroristas

Ex presos de ETA protestan por su inclusión en el fichero francés de terroristas

Su adscripción al listado, creado a raíz de los atentados yihadistas de 2016, les obliga a justificar su residencia cada tres meses y a informar de sus desplazamientos al extranjero

FERNANDO ITURRIBARRIA. Corresponsal. París

Ex presos de ETA y su entorno han organizado una protesta en Bayona contra su inclusión en el fichero de terroristas creado en Francia a raíz de los atentados yihadistas cometidos en la revista 'Charlie Hebdo' y un supermercado judío de París en enero de 2015. La movilización ha sido convocada ante el Palacio de Justicia de la capital labortana el próximo martes con motivo del juicio programado ese día al exrecluso Peio Irigoien por haberse negado a someterse a las obligaciones legales de esa medida.

La plataforma Bagoaz, que agrupa a organizaciones políticas, sindicales y cívicas de izquierda e independentistas del País Vasco francés, llamó ayer a participar en la concentración ciudadana del día 11. El colectivo ha organizado por la tarde en los locales de Eusko Ikaskuntza en Bayona una conferencia titulada 'FIJAIT, un sinsentido más' en la que participarán la abogada Maritxu Paulus Basurco, el portavoz de Harrera y expreso de Iparretarrak Gabi Mouesca y el profesor de Ciencias Políticas Xavier Crettiez.

La jornada supone la apertura de un nuevo frente por la izquierda abertzale en Francia en el ámbito penitenciario tras la dinámica de acercamientos emprendida por el Gobierno de Emmanuel Macron que ha dado lugar a que casi la mitad de los 49 presos de ETA se encuentren internados en las cárceles de Lannemezan y Mont de Marsan, las más próximas a Euskadi.

FIJAIT son las siglas en francés del fichero nacional automatizado de autores de infracciones terroristas, que entró en vigor en julio de 2016. Los fichados están obligados durante diez años a justificar su domicilio cada tres meses, dar a conocer el nuevo en caso de cambiarlo en un plazo de quince días, avisar de todo desplazamiento al extranjero con dos semanas de antelación y de alertar de sus viajes a Francia si son extranjeros. El incumplimiento de estas disposiciones constituye un delito penal punible con dos años de prisión y 30.000 euros de multa.

En la actualidad medio centenar de presos de ETA y una veintena de antiguos reclusos de la organización autodisuelta y de su órbita está incluidos nominalmente en ese fichero, que registra durante 20 años los datos de los fichados, en su inmensa mayoría terroristas yihadistas aunque también hay secesionistas corsos. La inscripción de los afectados es facultativa y depende de la apreciación de jueces y fiscales. Los recursos presentados por los abogados vascos han tenido hasta la fecha suerte diversa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos