Esquerra facilitará la investidura de Sánchez

Oriol Junqueras y Raül Romeva, participaron de manera telemática este sábado en un acto electoral./EFE
Oriol Junqueras y Raül Romeva, participaron de manera telemática este sábado en un acto electoral. / EFE

Junqueras confía en hablar con el presidente del Gobierno en funciones durante el pleno de constitución del Congreso del martes

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Esquerra Republicana, pese al encontronazo con los socialistas por Miquel Iceta, va a facilitar la investidura de Pedro Sánchez. Su líder, Oriol Junqueras, evitó hoy decir si será con un voto favorable o con una abstención, pero lo que garantizó es que sus quince diputados «ni por acción ni por omisión» van a permitir «un gobierno de extrema derecha o con derechas cada vez más extremas». Tampoco, añadieron fuentes parlamentarias republicanas, van a permitir que haya una repetición de las elecciones.

Gabriel Rufián dijo que el veto de su partido al primer secretario del PSC para que fuera elegido senador por el Parlamento catalán era «un chubasco» que no iba a marcar las relaciones entre Esquerra y el PSOE. Junqueras concedió este sábado una entrevista por vía telemática a la agencia catalana ACN y confirmó que esa es la intención de su formación. Aunque pidió no hacer «especulaciones» por el sentido del voto de Esquerra en la investidura porque dependerá del resultado de las negociaciones que se abrirán tras las elecciones del próximo domingo. En todo caso, apuntó que no contempla otro presidente del Gobierno que no sea Sánchez y garantizó que su partido no pondrá trabas para que así sea.

El líder de Esquerra anunció también que confía en hablar este martes, durante el pleno de constitución del Congreso, con el presidente del Gobierno. Será en todo caso una conversación informal porque el Tribunal Supremo no ha autorizado, ni a Junqueras ni a los otros tres diputados, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Turull, mantener reuniones políticas ni hacer declaraciones a los medios de comunicación. El líder republicano sí tendrá libertad de movimientos en el hemiciclo y podrá acercarse al escaño de Sánchez.

Fuentes republicanas señalan que aún no han comenzado a hablar con los socialistas de la investidura, pero también adelantan no la van a torpedear. Explican que el veto a Iceta fue un aviso de que Sánchez o el PSOE no pueden tomar decisiones que afecten a Esquerra sin consultarles antes, pero que no fue un gesto de ruptura ni un anticipo de su posición en la investidura. En las difíciles relaciones que mantiene el PSOE con las fuerzas independentistas el diálogo siempre ha sido más fluido con Esquerra que con el partido de Carles Puigdemont. JxCat está instalado en «el no permanente», subrayan en el entorno del líder socialista.

El sentido del voto de Esquerra, añadieron en la formación republicana, va a depender de la disponibilidad al diálogo que muestre el presidente del Gobierno, pero también de cuestiones tácticas, como los apoyos que tenga para la investidura, debate y votación que se prevé para la primera quincena de julio. Los republicanos, insisten, no contemplan otro escenario que Sánchez sea investido.

En Esquerra esperan que la abstención sea suficiente si el PSOE se asegura el respaldo de los 42 diputados de Unidas Podemos, los seis del PNV, los dos de Coalición Canaria, y los de Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria. Sumados a los 123 socialistas alcanzan los 175 votos favorables, a uno de la mayoría absoluta e insuficiente, por tanto, para sacar adelante la investidura en la primera votación, pero suficiente en la segunda, en la que se exigen más 'síes' que 'noes', y en la que, en teoría, se produciría la abstención de ERC.