Defensa destina 7.300 millones de euros por tierra, mar y aire

Fragata Clase 'Álvaro de Bazán', las más modernas de la Armada Española./Armada Española
Fragata Clase 'Álvaro de Bazán', las más modernas de la Armada Española. / Armada Española

El Gobierno aprueba el mayor gasto militar de su historia reciente, que la ministra Robles define como «gasto social»

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El Ministerio de Defensa de la era Margarita Robles está llamado a pasar a la historia. Y no solo por la crisis que se generó a principios de septiembre cuando, por su cuenta y riesgo, decidió paralizar la venta de bombas a Arabia Saudí. Una situación que tuvo que reconducir el propio presidente Pedro Sánchez para garantizar los 6.000 puestos de trabajo que se pusieron en riesgo en Navantia de la construcción de cinco corbetas para las fuerzas armadas saudíes. Pues bien, ahora el Gobierno acaba de anunciar una inversión de más de 7.300 millones de euros, lo que supone el mayor gasto militar que se recuerda. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes tres nuevos programas con impacto directo en la industria de defensa nacional. Así, se construirán cinco fragatas de la nueva clase F-110 para la Armada, 348 vehículos blindados VCR 8x8 para el Ejército de Tierra y se modernizará la flota de 70 cazas Eurofighter del Ejército del Aire.

«Es una obligación invertir en Defensa», dijo este viernes Margarita Robles. En declaraciones a Onda Cero, recordó que «desde el año 97 no ha habido un plan de inversiones en las fuerzas armadas. Y debemos trabajar por la seguridad de los 120.000 hombres y mujeres que trabajan para las fuerzas armadas». En realidad, la titular de Defensa considera que «además de militar, es un gasto social» por los 7.000 puestos de trabajo, estima, que se van a generar «en lugares como Asturias o Galicia». «Con este gasto contribuimos a la creación de empleo», dijo Robles, para quien las inversiones supondrán «también un impulso importante y creación de puestos de trabajo en numerosas pequeñas y medianas empresas y para el sector tecnológico».

Explicó la ministra de Defensa que los tres nuevos programas aprobados forman parte de un plan inversor a «diez o doce años vista». El principal es el relativo a la construcción de cinco fragatas, que serán entregadas entre 2023 y 2027, en los astilleros de Navantia en Ferrol, valorado en 4.300 millones de euros. De hacer los blindados VCR8x8, de los que se construirán 348 unidades, se encargará la UTE formada por Santa Bárbara Sistemas General Dynamics, Indra y SAPA, con una inversión inicial de 2.000 millones que se espera que aumente para poder dotar al Ejército de mil vehículos de este tipo. Por último, para la modernización de 70 Eurofighter, de la que se hará cargo las plantas de Airbus, se han destinado otros 1.000 millones de euros.

En total, desde que Pedro Sánchez llegó a Moncloa, el Gobierno ha destinado casi 13.000 millones en inversiones en Defensa, una cifra muy similar a la que en su día había anunciado la anterior titular de la cartera, Dolores de Cospedal, quien siempre que tenía ocasión decía que «por cada euro en industria de Defensa retornan a la sociedad dos euros y medio».