Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Cataluña, realidad y ficción

O se negocia un nuevo marco sobre bases constitucionales o la crisis seguirá muy alejada de una solución

Pedro Sánchez y Quim Torra./AFP
Pedro Sánchez y Quim Torra. / AFP
Antonio Papell
ANTONIO PAPELL

La apertura de relaciones políticas entre Pedro Sánchez y Quim Torra es sin duda un paso relevante hacia la pacificación, pero solo funcionará si las partes son conscientes de que escriben un relato irreal, que, para avanzar, deberá aproximarse cada vez más a la realidad de la situación. El encuentro se basa en la ficción de que puede establecerse una relación estable sobre la base de una radical discrepancia -la exigencia de un referéndum de autodeterminación frente a la negativa inexorable e innegociable a la ruptura del Estado-, a partir de la cual se mantendrá un trato institucional normal como si el estado autonómico se considerara completamente funcional y estuviera fuera del debate.

Contenido Patrocinado

Fotos