Diversión y sorpresas en una Semana Santa cargada de nieve en Aramón

El final de abril se presenta apasionante en las pistas aragonesas/Grupo Aramón
El final de abril se presenta apasionante en las pistas aragonesas / Grupo Aramón

Cerler y Formigal-Panticosa ofrecen 80 kilómetros de pura nieve y divertidas actividades en unas pistas que viven de lleno el final de temporada

JUANJO GONZALOMADRID

La Semana Santa ya ha comenzado en las estaciones de esquí, inmersos en uno de los momentos importantes de la temporada, el último al que se enfrentan antes de finalizar el que se puede considerar como un excelente curso. Especialmente bueno ha sido, en la mayor parte de las zonas esquiables, el tramo del 2019, pues en diciembre no se vivieron demasiadas alegrías. Muchos centros, incluso, se perdieron un periodo de Navidad que siempre es uno de los más importantes para jóvenes y mayores.

Ahora es momento de centrarse en la que para muchos es la última oportunidad para surcar unas pistas bañadas por el oro blanco. Llega, por fin, un puente de Semana Santa en el que la nieve continúa siendo parte especial. Lo es en los centros del Grupo Aramón, con Cerler y Formigal-Panticosa ofreciendo condiciones tan excepcionales como desde el inicio del curso. Mención aparte merece la situada en el valle de Benasque, pues vivió su apertura a principios del mes de diciembre.

40 kilómetros se mantienen en el valle de Benasque
40 kilómetros se mantienen en el valle de Benasque / Grupo Aramón

Para estas jornadas, la diversión está asegurada. Los 120 kilómetros de trazados mantienen el atractivo en la zona aragonesa, donde se han preparado muchas y divertidas actividades para disfrutar de la Semana Santa de la mejor forma posible.

Habrá 120 kilómetros de pistas entre ambos centros

En Cerler, por ejemplo, habrá un descenso tropical con final en Ampriu este sábado como uno de los eventos más destacados del final de temporada. Los más pequeños también tendrán hinchables y muchas más sorpresas.

Aunque no será lo único que ofrezcan los centros del Grupo Aramón, pues Formigal-Panticosa pone el reto de cruzar sin mojarse una de las piscinas más míticas de la nieve. Habrá Water Slide y diversión garantizada para todos los públicos en unas jornadas en las que todavía se presenta 80 km esquiables. Algo que muy pocas estaciones pueden decir a estas alturas de temporada. La Semana Santa espera, con las mejores condiciones posibles, y grandes expectativas.