Elección con sorpresas

Llama la atención que PNV y PP opten por dos políticos, el 'número dos' jeltzale en el Congreso y el navarro Del Burgo

Elección con sorpresas
ALBERTO AYALA

Ya conocemos la identidad de los expertos que en los ocho meses próximos trabajarán para intentar alumbrar un anteproyecto articulado de Estatuto, con vocación de sustituir a la carta de Gernika actualmente vigente, a partir de lo debatido el último curso por los partidos en la ponencia (grupo de trabajo) de autogobierno del Parlamento vasco. Los profesionales (Legarda, Urrutia, Elizondo, López Basaguren y Del Burgo) han sido designados a propuesta de los cinco grupos con representación en la Cámara de Vitoria.

Ninguna objeción que hacer sobre la capacitación profesional de los seleccionados. El currículo de los cinco expertos parece garantizar que puedan cumplir con suficiencia el mandato parlamentario... cuando se concrete.

Y es que en este momento aún no está claro si el quinteto tendrá que elaborar un texto articulado, un borrador de nuevo Estatuto, exclusivamente a partir de las bases de corte netamente soberanista consensuadas por el PNV y la izquierda abertzale o si, de una u otra forma, podrán reflejar también las aportaciones -discrepantes- de Podemos, PSE y PP.

Es evidente que al PNV le gustaría que el documento que elaboren los expertos vaya más allá del acuerdo que ellos mismos cerraron con EH Bildu, como han dejado claro en los últimos días Andonio Ortuzar y, en especial, el lehendakari Urkullu. Y es que, como apuntó este último, un proyecto con los mimbres del pacto abertzale no tendría ninguna opción de prosperar en Madrid. Por tanto, condenaría al fracaso este nuevo intento por ampliar el autogobierno vasco. Al igual que le ocurrió a Ibarretxe.

Habrá que ver qué piensan y qué deciden el resto de los partidos el próximo miércoles. Sólo dos apuntes al respecto. Cuesta creer que la izquierda abertzale esté por poner las cosas fáciles para que los expertos 'cepillen' su pacto con el PNV. López Basaguren, el experto propuesto por el PSE, ha declarado que no ve lógico que ellos, los juristas, deban de hacer un trabajo que a quien corresponde es a los partidos.

De los cinco nombres seleccionados debo confesarles mi sorpresa por el perfil político-político de dos de ellos. Del peneuvista Legarda y del conservador navarro Jaime Ignacio Del Burgo.

Ambos son juristas de reconocidísimo prestigio. Pero ni esperaba que el PNV aprovechara el tiempo de los expertos para colocar a un político en activo, sin duda para mantener bajo el máximo control este trámite.

Menos aún que el PP se inclinara por Del Burgo, uno de los máximos exponentes del navarrismo, un furibundo opositor a que Navarra se integre en Euskadi, nada menos que para coescribir el que está llamado a ser próximo Estatuto vasco.

El trámite va a resultar de todo menos aburrido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos