El cambio de escenario

El cambio de escenario
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

Es una lástima que no tengamos dinero suelto porque estamos dispuestos a pagar y la deuda pública debe ya 1.750 millones de euros, que pagarían con mucho gusto y con mayor disgusto si dispusieran de ese dinero. En el fondo somos buenos pagadores, pero nos falta práctica y eso se aprende con el uso. Los alquileres se pactarán a cinco años y el aval se reducirá a dos meses. Lo que prueba que también somos muy confiados. Toleramos que nos engañen con la verdad si se guarece con mentiras complacientes. Hay cosas muy raras, como que la corona acepte que la entrega de los premios Princesa de Asturias cambie de ciudad porque la ciudad anfitriona opine que el Monarca no le es grato.

El constitucionalismo del presidente está cercado por Quim Torra, mientras la Europa única cada vez se muestra reacia de mayor manera y más taimada a estorbar, si es que no puede impedir cualquier acuerdo sensato, que le parece ilusorio a los independentistas, ya que su ilusión es conducir a Cataluña fuera de España. Por lo pronto, por si luego se le hiciera tarde, han declarado al Rey persona no grata, que dicen que es el trance principal para echarlo, aunque sea con cajas templadas.

¿Qué fue del famoso 'seny'? Los nacionalistas quieren dejarlos sin nación, sin contar con el criterio de los que han nacido allí, no de los que la amamos, que el amor también es una manera silenciosa de nacionalizarse. A todo esto, que no es poco, se ha propiciado una reunión, una más para ver en qué queda todo, si es que queda algo, cuando cambie el escenario y sigan los mismos actores.