Sale a la luz el Mercedes con el que Hitler quería correr a 750 kilómetros por hora

Mercedes-Benz T80 en el museo de Stuttgart./
Mercedes-Benz T80 en el museo de Stuttgart.

Diseñado por Ferdinand Porsche, es uno de los coches más desconocidos de la historia de la marca, que ahora podrá verse en una exposición en Inglaterra

XAVIER RODRÍGUEZ

La Alemania de Hitler en los años 30 luchaba por la superioridad en el aire, mar y tierra. Fue una época de récords de velocidad y el dictador nazi estaba obsesionado con los logros deportivos y técnicos. Por eso, la creación del Mercedes-Benz T80, en 1939, lo consideró como un triunfo de la superioridad tecnológica alemana. El coche que estaba destinado a superar el récord de veolicad sobre tierra en 1940, pero que ante el estallido de la Segunda Guerra Mundial nunca fue visto fuera de la fábrica, saldrá del Museo de Mercedes-Benz por primera vez, para ser expuesto al público en el Goodwood Festival of Speed. El festival que cada vez más despierta la curiosidad de los fans del motor, se lleva a cabo del 12 al 15 de julio en Inglaterra. El evento es una mezcla de coches increíbles y una dosis de competición.

El T80 es una de las joyas que se guardan en el museo de Sttutgart. Se cree que era capaz de alcanzar los 600 km/h, aunque el objetivo era llegar a los 750 km/h. Tenía tres ejes, es decir, 6 llantas que eran propulsadas por un motor de avión, que pesaba una tonelada, y contaba con un diseño aerodinámico con colas y alas alargadas que aseguraban la estabilidad. El corredor automovilístico que iba a colocarse detrás del volante era Hans Stuck, ganador de importantes carreras y amigo (por casualidad) de Hitler y Porsche.

Interior del Mercedes-Benz T80 / Museo de Mercedes-Benz

El vehículo pesaba 2.7 toneladas e iba a ser pintado de color negro, con enormes esvásticas en sus aletas traseras. El «Pájaro Negro» –como Hitler lo bautizó– iba a ser probado en enero de 1940 en la Rekordwoche o semana récord, pero esto nunca sucedió y jamás salió del garaje, ya que Alemania inició la Segunda Guerra Mundial al invadir Polonia en septiembre de 1939.

Afortunadamente, el Mercedes T80 fue guardado en un lugar seguro de Austria y sobrevivió a la guerra. El cuerpo del T80 está exhibido en el Museo de Mercedes-Benz, donde permanece inmortalizado como una de las leyendas de la marca. Las dimensiones son propias de un camión -8,24 metros de largo, 3,20 metros de ancho y 1,74 metros de altura-, y en el Goodwood Festival of Speed podrá apreciarse en vivo y directo, incluso se podrá ver a través de un panel parte de su interior, como el diseño de su chasis o su motor.

 

Fotos

Vídeos