Los hermanos Pou inician una nueva aventura en la Cordillera Blanca peruana

Los hermanos Pou en Perú. /@HermanosPou
Los hermanos Pou en Perú. / @HermanosPou

La expedición durará un mes y el objetivo será una montaña de la que desconocen la altura y el nivel de pared vertical

A. O.

Los hermanos alaveses ya han partido hacia su tercer objetivo del año - tras la Patagonia en enero donde abrieron 'Haizea' 7b/+/60º/550 m- Noruega en marzo donde escalaron cascadas de hielo de dificultad, y, el atlas marroquí en mayo, donde Iker celebró su luna de miel junto a Neus Colom, abriendo 'HoneyMoon' 7b+/330 m. Los Pou vuelven a repetir el mismo equipo que el año pasado tan buen resultado les dio en el ascenso del Cao Grande- en la isla africana de Sao Tomé y vuelven a marchar junto al Murciano Manu Ponce a los Andes.

El cuarto componente será el cámara Peruano Alex Estrada, encargado de la filmación de la expedición. Es la segunda vez que los Pou visitan la Cordillera Blanca donde en 2017 ya abrieron la vía 'Zerain' 8 a/860 m y escalaron por primera vez en libre 'Qui Io Vado Ancora' 7c+/8 a/550 m.

Esta vez el objetivo principal es una montaña sin ascender de la que hasta el momento prácticamente no tienen información. Saben dónde se encuentra, pero desconocen la altura sobre el nivel del mar y los metros de pared vertical, aunque la poca información que poseen apunta a que podría ser muy grande.

Otra aventura por lo tanto en la que la exploración jugará un papel muy importante; en la línea de lo que les gusta a Eneko e Iker: Poder descubrir nuevos lugares en los que ningún ser humano ha estado con anterioridad. «Son expediciones muy vanguardistas y arriesgadas, porque casi no sabes ni a dónde vas, pero es una manera de ser los primeros dejando nuestra impronta en un lugar en el que probablemente en pocos años se junte mucha gente para escalar ».

Cuatro petates de 23 kilos

Los Pou partirán desde casa con cuatro petates de 23 kilos, así como otros cuatro que llevaran entre Manu Ponce y el cámara Alex Estrada; 184 kg por lo tanto, a los que habrá que sumar otros 20kg en comida. Unos 200 kg en total que tendrán que mover hasta la base de la montaña. Lo más pesado resultará el material de escalada compuesto por cuerdas, mosquetones, cascos, pies de gato, pitones de roca, piolets, crampones, etc.

La expedición durará un mes en total (del 24 de junio al 24 de julio). Volarán de Bilbao a Madrid, de allí a Lima, y de la capital Peruana en autobús hasta la población de Huaraz, desde donde, tras hacer las compras y últimos preparativos, se acercaran hasta su objetivo.

Eneko, Manu e Iker.
Eneko, Manu e Iker. / @J.Cany