Mendian

Así fue cómo los Pou ayudaron a recuperar dos cadáveres en los Andes

Hermanos Pou

Los alpinistas alaveses cuentan cómo vivieron el operativo

GABRIEL CUESTA

No fue una tarea sencilla a la que se tuvo que enfrentar la expedición que integraron los hermanos Pou para recuperar el cadáver de dos alpinistas argentinos en los Andes peruanos. Eneko e Iker han publicado este jueves un comunicado en el que detallan el laborioso operativo llevado a cabo por más de 40 personas para poder sacar del Nevado Caraz a los que habían sido su compañeros de casa. Nada más regresar de la alta montaña, se unieron sin dudar a la lista de voluntarios.

«Nos dividimos en dos grupos claramente diferenciados. El primero ascendió hasta la base de la montaña por la vía normal mientras el otro lo hizo desde la Laguna. La idea era que mientras los primeros iban descendiendo con las camillas desde arriba se encontrarían con los segundos que habían equipado la línea de descenso desde abajo», explican los alpinistas alaveses .

Cuando el primer grupo llegó hasta la zona donde se encontraban los fallecidos, los compañeros de casa de los Pou -acudieron el día antes- ya habían sacado los cuerpos del glaciar. Entonces colocaron «a los chicos en las camillas y comenzaron a descenderlos». «Los que entramos desde abajo, buscamos un paso entre las rocas para ir a su encuentro. Tuvimos que montar dos rapeles, el primero de hasta 100 metros», detallan los Pou.

Hermanos Pou

Falta de helicóptero

El encuentro se efectuó algunos metros por encima de la línea de rapeles. «Cuando llegamos a esta zona que entrañaba mucha dificultad técnica, el número de efectivos era muy grande, con lo que esta parte se llevó a cabo con todas las garantías», matizan. Después metieron las camillas en una lancha que les esperaba en la laguna Parón para que los cuerpos fueran llevados al refugio, donde esperaba el juez de guardia.

Los Pou han también recalcado que echaron en falta la ayuda de un helicóptero: «Es difícil de comprender que en toda la Cordillera Blanca no haya un solo helicóptero a disposición de los profesionales que tienen que realizar estos rescates», critican y lanzan una contundente pregunta al aire: «¿Se puede permitir Perú, que vende turismo de montaña, no contar con medios para efectuar un rescate en condiciones?».