El PP pierde 23.000 votos y deja a Sanz muy lejos de su sexta mayoría absoluta

Pedro Sanz y Cuca Gamarra comparecieron cariacontecidos tras certificarse la pérdida de la mayoría absoluta en el Parlamento y en el Ayuntamiento de Logroño./
Pedro Sanz y Cuca Gamarra comparecieron cariacontecidos tras certificarse la pérdida de la mayoría absoluta en el Parlamento y en el Ayuntamiento de Logroño.

Gamarra cosecha 8.700 papeletas menos que hace cuatro años y debe encomendarse a Ciudadanos si quiere formar un gobierno estable en Logroño

CARMEN ORTEGA

Se preveían unos comicios distintos, los más abiertos de la etapa democrática en La Rioja, aderezados además con encuestas que vaticinaban que Pedro Sanz no revalidaría su sexta mayoría absoluta. Todo se cumplió tras el escrutinio. El Partido Popular logró 22.886 votos menos que hace cuatro años en la Comunidad autónoma y restó 8.700 en las urnas de la capital riojana.

En concreto, en la noche de ayer pasó de los 20 diputados que han permitido gobernar La Rioja ininterrumpidamente desde 1995 a los quince escaños que le colocan frente a una situación complicada. En Logroño, la lista que encabezaba Cuca Gamarra cosechó 8.700 papeletas menos que en 2011, lo que se tradujo, en la práctica, en que además pierde la mayoría absoluta y se queda con once concejales frente a los diecisiete que ha ostentado hasta ahora.

El varapalo también fue importante, aunque menos acusado, para el segundo partido más importante de La Rioja. El PSOE se dejó 6.491 votos en las urnas autonómicas y 3.263 en las mesas electorales logroñesas. La candidatura que lideraba Concepción Andreu fue respaldada por 43.536 riojanos, por lo que logrará ocupar diez escaños en la Cámara regional -hasta ahora el PSOE tenía once- y siete asientos (frente a los diez actuales) en el salón de plenos del Ayuntamiento logroñés. después de que las propuestas lanzadas por la lista de Beatriz Arraiz fueran respaldadas 18.423 votantes.

El PR+ se queda fuera

El antiguo Convento de La Merced contará con un grupo parlamentario más de los que ha habido hasta la convocatoria de esta cita electoral. Significativa es la salida del Partido Riojano, que tenía dos diputados, gracias a los 8.987 votos que cosechó en 2011. Ayer, tras el escrutinio, el partido que lidera Miguel González de Legarra solo reunió 7.244 papeletas, es decir, un 4,44 por ciento de los votos emitidos, cuando se necesita un cinco por ciento para acceder al hemiciclo regional.

Novatos en las lides políticas hasta la fecha, Podemos logra cuatro escaños en el Parlamento autonómico. Con el mismo número de escaños y otros tantos asientos en el plenario municipal entra el partido que lidera Albert Rivera.

Además, esta última formación política se convierte en la única que podría facilitar la investidura de Sanz o el mandato de Gamarra, si bien Diego Ubis, número uno al Parlamento, y Julián San Martín, cabeza de lista al Ayuntamiento, fueron tajantes en la noche electoral al afirmar que no establecerán pactos de coalición con ningún partido y que su intención es establecer acuerdos puntales.

Por lo que respecta a Podemos, la formación que lidera Pablo Iglesias y que en La Rioja encabeza Germán Cantabrana reunió ayer 18.298 votos en las urnas. En el Ayuntamiento logroñés, que pasará de dos a cinco grupos municipales, la coalición electoral de Cambia Logroño, de la que se desgajó Podemos, consiguió cuatro ediles y 11.619 votos, mientras que Ciudadanos también logró el mismo número de asientos con las 10.566 papeletas que sumó en la jornada de ayer.

La aritmética electoral que ayer expulsó del Parlamento autonómico al Partido Riojano, un histórico en la Cámara desde su fundación, consiguió que los regionalistas lograran un escaño para Logroño.

 

Fotos

Vídeos