https://static.elcorreo.com/www/menu/img/jantour-desktop.png

Arcos de Quejana: un palacio lleno de sabor

Arcos de Quejana: un palacio lleno de sabor

Una mansión señorial con una oferta gastronómica acorde al lugar y al paisaje que lo rodea

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

El Hotel Arcos de Quejana se levanta en el corazón del Valle de Ayala, en un entorno natural único y sorprendente. Se trata de un palacio del siglo XVII que levantó un familiar del Canciller Ayala para un hijo bastardo, y cuenta con 16 habitaciones y un apartamento privado. La filosofía de este establecimiento es el trato familia, y es la base desde que abrió sus puertas, hace más de 20 años. «Nuestra gastronomía se basa en la cocina de producto con un toque de distinción gracias a las nuevas técnicas y el valor personal», cuenta Ángel San Mamed.

En la nueva carta de Joseba Zuazo podemos encontrar desde una ensalada templada de langostinos, setas variadas, queso de cabra y almendra tostada hasta una degustación de foie caramelizado, envuelto en costra de pan, rebozado con pistachos y con sal y perejil, pero tampoco faltan las kokotxas de merluza al pilpil o rebozadas con pimientos rojos o el salmón marinado a la naranja, ceniza de aceituna negra y mahonesa de soja. Las alcachofas confitadas rellenas de duxelle de champiñones sobre infusión de ibéricos y las gambas de Huelva son algunas de las debilidades de sus comensales, así como el salteado de verduras de temporada, infusión de hongos y cherrys confitados a las finas hierbas. Mención especial merece también el taco de atún rojo sobre tomate salteado con cebolla, cous cous de gazpacho y caldo de cebollas tostadas de Zalla y el solomillo con foie a la parrilla, crema de castañas y pastel de patata, beicon y queso.

Tres de los platos de Arcos de Quejada. / Sandra Espionsa

ARCOS DE QUEJANA

Dirección
Ctra. Beotegui s/n.
Teléfono
945399320.
Web
www.arcosdequejana.com
No perderse
El taco de atún rojo sobre tomate salteado con cebolla y cous cous de gazpacho.

En los menús Bertako y Ametsa destacan el huevo a baja temperatura, cremoso de patata al tartufo, hongos salteados e hígado de foie fresco a la plancha, el cordero asado a baja temperatura con ñoquis de queso salteados y bouquet de lechugas variadas; el bogavante, canelón de pepino y azafrán, mahonesa de encurtidos y mejillones acompañado de ajos tiernos asados a la brasa; los 'guisantes lágrima, airbag y papada adobada' y el cochinillo confitado y bellotas.

Además, ofrecen un menú llamado 'Cocina a fuego lento' que hay que encargar la víspera y se hace, mínimo, para cuatro personas. Lo realizan a la vieja usanza, en la cocina de chapa, y utilizando leña de roble. Aquí los platos estrella son la paella mixta, la paella de marisco y la alubia pinta alavesa con sacramentos de Artziniega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos