Cinco muertos por violencia machista en una familia francoespañola de Pau

La Policía francesa, junto al inmueble donde han ocurrido los hechos./AFP
La Policía francesa, junto al inmueble donde han ocurrido los hechos. / AFP

Un hombre asesina a su esposa y a sus suegros, prende fuego a la vivienda y se suicida después | El quinto fallecido es su hijo de dos años, que murió intoxicado por el humo

FERNANDO ITURRIBARRIAPARÍS

Cinco muertos es el trágico saldo de un drama familiar en la ciudad francesa de Pau. Parte de las víctimas son españolas, oriundas de Zaragoza. La Policía piensa que se trata de un caso de violencia machista. Los investigadores barajan la hipótesis de que el hombre, un ciudadano francés, asesinó a su esposa, profesora de español, y a sus suegros, de visita en el domicilio, prendió fuego a la vivienda y luego se suicidó. El hijo del matrimonio, de dos años de edad, murió intoxicado por las emanaciones de humo, según las primeras constataciones.

La tragedia se produjo en el número 10 de la calle Richelieu, en pleno centro de la capital del departamento de Pirineos Atlánticos, al que pertenece el País Vasco francés. Una vecina llamó a las 6.40 horas a los bomberos porque no podía abrir la puerta del piso incendiado, situado en la planta baja, del que salía sangre por el borde de una de las ventanas. Cuando los servicios asistenciales irrumpieron en la vivienda se encontraron con los cinco cadáveres. El de la madre se encontraba atado y amordazado en un sofá en combustión.

Los vecinos, que tuvieron que ser evacuados, declararon que las peleas eran frecuentes en el matrimonio. El, ciudadano francés, no tenía antecedentes policiales. Ella trabajaba como profesora de español en el colegio La Hourquie de Morlaàs, cerca de Pau, e iba a cambiar de destino a otra ciudad el próximo curso.

A eso de las cinco de la madrugada se habían oído fuertes golpes contra la pared, gritos de niño y mucho alboroto en el apartamento. «Escuché una gran riña, el niño lloraba y la madre chillaba. Estamos acostumbrados porque no dejaban de pelearse. Siempre era lo mismo», declaró una de las 27 personas desalojadas del inmueble, de cuatro plantas. La policía ya había tenido que intervenir la semana pasada en el piso a causa de un fuerte enfrentamiento en la pareja.

Temas

Francia, Pau

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos