Un tiroteo deja cuatro muertos, entre ellos un niño de 6 años, en una feria gastronómica en Estados Unidos

Tres personas se muestran inquietas tras el tiroteo./Agencias
Tres personas se muestran inquietas tras el tiroteo. / Agencias

Otras quince personas resultaron heridas. «Pude verlo disparar en todas las direcciones. No apuntaba a nadie en concreto», dice una testigo

EL CORREO

Un tiroteo en una importante feria gastronómica en California, en el oeste de Estados Unidos, ha dejado al menos tres víctimas mortales, entre ellas un niño de 6 años, y una quincena de heridos este domingo. El autor de los disparos también falleció, ya que tuvo que ser abatido por la Policía.

Los hechos ocurrieron cuando la feria estaba terminando, sobre las seis menos veinte, hora local en la localidad de Gilroy, a 50 kilómetros al sureste de la ciudad de San José. Un hombre «vestido de camuflaje y con un chaleco naranja», según cuentan los testigos, abrió fuego con un rifle contar los asistentes a la feria de Garlic, uno de los mayores acontecimientos gastronómicos de EE UU. El pánico se apoderó de la gente. Un trabajador del evento, Shawn Viaggi, se echó al suelo tras escuchar ruidos de disparos. «Dije: 'esto es una pistola real, tenemos que salir de aquí' y nos escondimos bajo el escenario», contó al diario.

«Estábamos yéndonos y vimos a un tipo con una bandana liada alrededor de la pierna porque había recibido un disparo. Y había gente en el suelo, llorando», relató Evenny Reyes, de 13 años, al Mercury News. «Había un niño pequeño herido en el suelo. La gente tiraba mesas y cortaba vallas para salir», añadió. Imágenes del canal de noticias NBC muestran a gente corriendo mientras se oyen disparos. Julissa Contreras, una testigo que habló con la cadena, señaló que el autor de los disparos fue un hombre blanco de unos 30 años que portaba un rifle. «Pude verlo disparar en todas las direcciones. No apuntaba a nadie en concreto. Sólo iba de izquierda a derecha y de derecha a izquierda», dijo.

El jefe de Policía de la localidad, Scott Smithee, declaró que los agentes se personaron en el lugar «en menos de un minuto» y lograron abatir al sospechoso. En ese tiempo, el atacante ya había matado a tres personas y herido al menos a otras quince. Algunos testigos señalan que hubo una segunda persona implicada en el tiroteo, una hipótestis que las autoridades mantienen abierta, pero que aún no han confirmado. El atacante eludió el control de seguridad de la entrada -donde había un detector de metales- cortando la valla protectora que cercaba el recinto.

El presidente Donald Trump informó de lo ocurrido en Twitter, donde escribió: «Las fuerzas de seguridad están en el lugar del tiroteo en Gilroy, California. Las informaciones son que el tirador aún no ha sido detenido».

«Los corazones del departamento de Policía de Gilroy y toda la comunidad están con las víctimas del tiroteo en la feria Garlic», expresó la policía en su cuenta de Twitter. «Estoy agradecida a los servicios de emergencia que están en el lugar de los hechos en Gilroy y pienso en los heridos por esa violencia sin sentido», tuiteó la senadora Kamala Harris, una de las candidatas de las primarias demócratas previas a las elecciones presidenciales de 2020.

El jefe de Policía ha fijado una rueda de prensa para este lunes, donde se darán más detalles sobre el caso. Los tiroteos son frecuentes en Estados Unidos, pero a pesar de la magnitud de los problemas relacionados con la violencia con armas de fuego, apenas se han llevado a cabo esfuerzos para abordar esa cuestión con leyes a nivel federal.