'Dorian' devasta Bahamas y amenaza a EE UU

El huracán 'Dorian'./AFP
El huracán 'Dorian'. / AFP

El huracán arrasa varias islas antes de llegar a la costa este norteamericana, donde han sido evacuadas más de un millón de personas

CAROLINE CONEJERO

La virulencia con la que 'Dorian', que ha alcanzado la máxima intensidad en las escalas de medición, ha golpeado el archipiélago de Bahamas durante las últimas cuarenta y ocho horas, causando un por ahora incierto de víctimas mortales y la devastación total en varias islas, llevó este lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a emitir una declaración de emergencia para los Estados de Georgia, las dos Carolinas y Florida, próximos destinos del devastador huracán.

Ante la alta posibilidad de que 'Dorian' alcance el sudeste norteamericano con igual poder destructor, las autoridades han impuesto evacuaciones obligatorias a lo largo de la costa, instando a la población a huir lo antes posible por el peligro de inundaciones súbitas, con frecuencia las más mortales. Por si fuera poco, se pronostican fuertes y peligrosas corrientes de resaca que convertirán en letal cualquier inmersión en el agua.

Florida comenzó el desalojo en Palm Beach, donde se encuentra el resort de Trump Mar-a-Lago y el condado de Martin. En tanto, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó la evacuación obligatoria de la costa, que afectaba a unas 800.000 personas, mientras que Georgia ordenó 'vaciar' seis condados costeros. El Estado vecino de Carolina del Norte tomó igual medida. En total, más de un millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

El objetivo es evitar que se repita lo que ocurrió en Bahamas tras el paso de 'Dorian', el huracán más devastador registrado en su historia moderna. El noroeste del archipiélago fue golpeado incesantemente durante la noche del domingo y la mañana de ayer. 'Dorian' atravesó las islas con una insoportable lentitud y descargó su furia durante más de catorce horas con vientos de más de 320 kilómetros por hora, provocando marejadas súbitas con olas de 5 a 7 metros. El anillo más destructivo machacó a las islas de Elbow Cay, Gran Abaco y Gran Bahama, que soportaron una combinación de lluvias cegadoras y ráfagas destructivas.

Difíciles rescates

Degradado a categoría 4, pero aún clasificado como 'extremadamente peligroso', 'Dorian' aún seguía anoche sobre el archipiélago, por lo que el balance de su paso era aún incierto al cierre de esta edición. Hubert Minnis, el primer ministro, confirmó cinco muertes con datos de la Policía de Bahamas, todas ellas en las islas Ábaco, pero otras fuentes, incluido el ministro de Exteriores, Darren Henfield, apuntan que se están recogiendo más cadáveres de entre las aguas y que el número de víctimas podría ser mucho mayor.

La inusual duración del huracán ha dificultado las tareas de rescate, por lo que las autoridades pedían a la población calma a través de las emisoras de radio a la espera de una mejora en las condiciones que permitieran acceder a las personas atrapadas. Minnis aseguró que la devastación no tenía precedentes. «La catástrofe más grave jamás vista, con todas las infraestructuras destruidas», describió.

Se estima que unas 13.000 viviendas quedaron destruidas o fatalmente dañadas, alcanzando ya pérdidas económicas que suman los 25.000 millones de euros. La reconstrucción podría prologarse durante décadas en gran parte del noroeste, particularmente en Gran Abaco y Gran Bahama.

Mientras tanto, a lo largo de la línea costera la población más vulnerable huía desesperada en busca de refugios aventurándose. 'Dorian' inundó partes del interior, incluido el aeropuerto de Gran Bahama. Además, un masivo apagón dejó sin electricidad a los residentes de Nueva Providencia, la isla más poblada del archipiélago, durante más de quince horas. La pesadilla no terminó del todo ayer, ya que los pronósticos estimaban que el huracán permanecería aún sobre otras áreas de Bahamas hasta bien entrada esta tarde, antes de dirigirse hacia Estados Unidos.