Demi Moore confiesa que fue violada a los quince años

Demi Moore con Asthon Kutcher en una fiesta en Beverly Hills. /afp
Demi Moore con Asthon Kutcher en una fiesta en Beverly Hills. / afp

La actriz cuenta en sus memorias, 'Inside Out', que el hombre pagó a su madre 500 dólares para que lo consintiera y que su marido Asthon Kutcher la incitó a practicar tríos

P. MUÑOZ

Cuando tenía quince años, DemiMoore fue violada por un hombre. Una terrible experiencia agravada aún más por la circunstancia de que su agresor pagó a la madre de Demi, una alcohólica, 500 dólares para que permitiese la tropelía. La confesión forma parte de las memorias que la protagonista de 'Ghost', de 56 años, ha tardado dos años en escribir y ayer llegaron a las librerías de Estados Unidos.

En su autobiografía, que ha titulado 'Inside Out' (De dentro afuera), Demi Moore rememora una infancia difícil. Su padre desapareció de su vida muy pronto, y tuvo que crecer con una madre amargada que buscó refugio en el fondo de la botella, lo que la llevó en varias ocasiones al calabozo bajo los cargos de conducir borracha. También tuvo que lidiar con varios intentos de suicidio de su progenitora, como cuenta descarnadamente:«Recuerdo haber usado mis pequeños deditos de niña para sacarle de la boca las pastillas que mi madre estaba intentando tomarse». Cuando empezó a despuntar la bella mujer que acabaría siendo, su madre la comenzó a llevar a bares de alterne para que los hombres se fijaran en ella. Fue en una de estas situaciones donde sufrió el abuso, aunque la actriz se niega a culpar abiertamente a su madre. «En lo más profundo de mi corazón, creo que no fue una transacción directa, aunque ella le dio permiso a hacerlo… y me puso en una situación peligrosa».

La joven Demi se situó ante las cámaras por primera vez para posar en sesiones de fotos eróticas. Pero tuvo la oportunidad de dar un giro a su carrera participando en la serie 'Hospital General', y la aprovechó. Sin embargo, con la fama incipiente llegaron las fiestas hasta el amanecer, el alcohol y las drogas. «Recorrí una espiral de auténtica autodestrucción», admite. Mientras iba jalonando su trayectoria de éxitos de taquilla como la citada 'Ghost', 'Algunos hombres buenos', 'Una proposición indecente' o 'Acoso', que la convirtieron en una de las actrices mejor pagadas del momento, su vida se hundía sin remisión.

Salvada y hundida

La estabilidad le llegó de la mano de Bruce Willis, con quien estuvo casada 13 años y tuvo tres hijas (Rumer, de 30 años, Scout, de 27, y Tallulah, de 25) y con quien sigue manteniendo una buena relación.

Peor recuerdo tiene de su segundo marido, el también actor Asthon Kutcher, 16 años más joven que ella, de quien se divorciaría en 2011 tras ocho años de convivencia. DemiMoore describe en su autobiografía una relación destructiva, que la llevó de nuevo a la bebida y a un aborto del que le costó mucho reponerse. Según relata en sus memorias, Kutcher le propuso hacer tríos sexuales, a lo que ella accedió porque «quería mostrarle lo genial y divertida que podía ser». Llevar terceras personas a su cama fue la tumba de su matrimonio. Tras la separación, con su carrera en un imparable declive, volvió a buscar refugio en las drogas, y tocó fondo al ser ingresada por una sobredosis. Por suerte, ha vivido para contarlo.