El PNV gana y mantiene sus 9 ediles en Erandio

Aitziber Oliban, la candidata más votada en Erandio./EC
Aitziber Oliban, la candidata más votada en Erandio. / EC

La candidata jeltzale Aitziber Oliban conserva los nueve ediles y hablará «con todas las fuerzas» para buscar apoyos a su Gobierno

Eva Molano
EVA MOLANO

El PNV volvió a ganar este domingo con claridad en Erandio, municipio en el que gobierna desde las elecciones municipales de 1983, las primeras tras desanexionarse de la capital vizcaína. Los jeltzales habían renovado su plancha, poniendo al frente a la que será la primera alcaldesa, Aitziber Oliban, que ya fue concejala en el pueblo durante ocho años. Los nacionalistas consiguieron dos centenares de votos más que en los últimos comicios locales, cuando Joseba Goikuria estaba al frente de la candidatura, manteniendo los nueve representantes que tenían la pasada legislatura sobre un total de 21 en liza. Este domingo, el PNV logró 4.527 papeletas, el 38,47% de los sufragios. Aun así, necesitará pactar con otras fuerzas.

Suma nueve concejales, pero la oposición, unida, reúne doce. Oliban reconoció este domingo estar «muy ilusionada» y aseguró que la relación con el PSE «era muy buena», pero dijo que hablaría con todas las fuerzas para tratar de alcanzar acuerdos. La reedición del pacto con los socialistas locales dependerá de los consensos a los que se llegue a nivel supramunicipal, según explicó.

La ausencia de Ganemos Erandio Ganarán, la candidatura que fue anulada por el Constitucional al existir otra con el mismo nombre que se había registrado con anterioridad, benefició al resto de fuerzas del espectro de la izquierda. Los 2.216 votos que hace cuatro años convirtieron a este partido en la segunda fuerza política, otorgándole cuatro concejales, se repatieron entre el PSE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, que se presentaba liderado por Pablo Larrauri, comerciante de Astrabudua.

Precisamente, el PSE, encabezado por Jorge González, se postuló este domingo como el segundo partido más votado. Sus apoyos crecieron hasta el 21% de los sufragios emitidos. Logró 2.508 ( 765 más que hace cuatro años). Sus representantes en el salón de plenos pasarán de ser cuatro a cinco. EH Bildu, mientras, ganó otros dos ediles.

El PP pierde representación

En los anteriores comicios locales, la coalición abertzale se quedó a dos votos de lograr el cuarto edil al obtener dos papeletas menos que los socialistas. Pero los resultados que cosechó este domingo darán cinco concejales a la candidatura de Iñaki Agirre, que ha hecho de la reivindicación de un espacio libre en Tartanga y de la reducción de los sueldos de los políticos sus principales caballos de batalla. Logró 2.366 apoyos, 625 más que hace cuatro años.

Elkarrekin Podemos, mientras, se estrenará en el salón de plenos del Ayuntamiento con dos concejales. Los vecinos les dieron 1.411 apoyos y el 12% de los votos. La formación morada iba camino de lograr tres representantes, pero en cuanto comenzó a escrutarse más del 90% de las papeletas, la situación dio un vuelco y perdió el tercer edil a favor de EH Bildu. Además, la de este domingo fue una noche triste para el PP, que perdió el único cargo que tenía en el Consistorio al obtener 127 sufragios menos que hace cuatro años. La formación consiguió 459 papeletas, una cifra muy lejana a las más de 1.100 que consiguió hace ochos en esta misma localidad.