El PNV reivindica su gestión frente a la «tensión» y «desconfianza» que genera Bildu

Rementería, durante su intervención. /Jordi Alemany
Rementería, durante su intervención. / Jordi Alemany

Los candidatos jeltzales a las diputaciones llaman al resto de fuerzas vascas a dialogar destarrando las «faltas de respeto» de la política española

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

Aunque los sondeos auguran que el 26-M será un día de alegrías para el PNV, los jeltzales prefieren huir de la euforia. Por eso de que «las encuestas son solo encuestas» y evitar que el electorado se relaje. También porque hay feudos, como Vitoria, en los que la pugna se presenta reñida hasta el último momento. Y el rival es EH Bildu. Se ha notado en el acto que han protagonizado este viernes por la mañana los tres candidatos nacionalistas a las diputaciones en Bilbao. Una cita en la que, además de poner en valor su gestión de la última legislatura, Unai Rementeria, Ramiro González y Markel Olano han cargado sin disimulo contra la izquierda abertzale asegurando que sus gobiernos generan «tensión» social y «desconfianza».

Acompañados por Izaskun Bilbao, la candidata nacionalista al Parlamento Europeo, Rementeria, González y Olano comparecían en el Fórum Europa con un primer mensaje común: que a Euskadi le va mejor cuando las instituciones vascas se alinean y comparten estrategias. Algo que viene ocurriendo durante los últimos años, en los que el PNV ha conseguido ponerse por primera vez al mando de todo. El Gobierno vasco, las diputaciones y los ayuntamientos de las capitales. «Es una colaboración clave», han coincidido todos los aspirantes en sus respectivas alocuciones, dirigidas prioritariamente a subrayar el crecimiento económico y social que sus respectivos territorios han registrado durante la última legislatura.

Y así quiere seguir el PNV con su «modelo». Un plan en el que solo EH Bildu puede interponerse mínimamente. Porque el PSE ya habla abiertamente de repetir sus pactos con los jeltzales, Elkarrekin Podemos está centrado en frenar su caída y resituarse y el PP en remontar el vuelo tras la debacle de las generales. Por eso, Markel Olano, diputado general de Gipuzkoa, institución que estuvo gobernada por la izquierda abertzale entre 2011 y 2015, ha llamado a «evitar volver a un pasado de bloqueo y atasco». «Su política de imposición (la de Bildu)», ha añadido Ramiro González, «aleja inversores y dificulta la creación de empleo». «Han sido el gran freno de este país, cuánto tiempo hemos perdido durante los últimos años», ha zanjado Unai Rementeria.

Ninguna otra fuerza política vasca ha sido citada por los candidatos del PNV en la hora y media larga que han comparecido esta mañana. Lo más parecido ha sido el llamamiento al diálogo y la colaboración. Pero, más que por convicción o necesidad, por diferenciar la política autonómica de lo que ocurre en España. «Se busca el enfrentamiento entre verdades absolutas, nadie escucha a nadie y se ha instituido el insulto y la falta de respeto», ha lamentado Olano.

TAV y vuelos trasoceánicos

Mientras Izaskun Bilbao se ha ofrecido para llevar la agenda vasca a Bruselas y ha reivindicado el Concierto como el ejemplo a seguir en el futuro por la UE, los candidatos a diputados han presentado la fiscalidad vasca como un «incentivo para la inversión». Unai Rementeria ha instado a «seguir siendo hormiga» y se ha marcado como principal objetivo para Bizkaia el de la creación de empleo con «contratos más largos y condiciones más dignas». Rementeria también ha sacado pecho por las obras del TAV –en las que su Gobierno no colabora– y Ramiro González por el despegue del Aeropuerto de Foronda, que aspira a fletar vuelos transoceánicos durante los próximos años. «El futuro de Álava pasa por la industria y la innovación», ha resumido.