Los 5.056 votos vascos de Puigdemont

El expresidente catalán Carles Puigdemont./Reuters
El expresidente catalán Carles Puigdemont. / Reuters

Al margen de las tres capitales, el expresident catalán logró apoyos en varios municipios de Euskadi, como Getxo y Barakaldo

JULEN SOBEJANO

El hecho de que en las elecciones europeas haya una circunscripción única permite a los ciudadanos decantarse por el partido que deseen, aunque sea una formación nacionalista ubicada en el extremo opuesto del país. Y eso ha facilitado que más de 5.000 vascos apoyasen el domingo a Carles Puigdemont, cabeza de lista de Junts per Catalunya-Lliures per Europa tras la ruptura de la alianza que durante años mantuvieron CiU, de los que JxCat es heredero, y el PNV.

El respaldo al expresident en Euskadi y Navarra ha sido simbólico, pero al mismo tiempo significativo. Los 5.056 votos logrados en la Comunidad Autónoma Vasca y los 1.331 en la Foral se han incorporado a la bolsa general que ha permitido a JxCat tener dos escaños en la Eurocámara la próxima legislatura. Además de Puigdemont, su exconseller de Salud, Toni Comín. Ambos se encuentran huidos de la Justicia española en Waterloo tras la declaración ilegal de independencia del 27 de octubre de hace dos años.

Donde Lliures per Europa ha obtenido más respaldo ha sido en Gipuzkoa: 2.183 votos. Muy cerca se encuentra Bizkaia, donde ha alcanzado 2.079 papeletas. Y a gran distancia queda Álava, cosechando apenas 794. Por capitales, San Sebastián es donde mayor apoyo ha sumado con 790 papeletas, seguido de Bilbao (696), Vitoria (553) y Pamplona (507).

No han sido las únicas localidades en las que Junts per Catalunya ha sacado votos en Euskadi. También lo ha hecho en Getxo y Barakaldo. En la primera de estas localidades, la lista de Puigdemont ha recogido 196 votos, mientras que en el municipio de la Margen Izquierda ha llegado a los 86.

Algo parecido ocurre en Gipuzkoa y Álava. El expresidente catalán ha logrado apoyos en Zarautz (115), Irún (87) y Llodio (46), por poner tres ejemplos. La comparación con un posible respaldo a ERC y a Oriol Junqueras en Euskadi es imposible ya que el líder republicano iba como cabeza de cartel de la plancha Ahora Repúblicas en la que también concurría EH Bildu.

A partir de ahora lo que está por aclarar es cuál será el futuro de Puigdemont y de Comín. Si el expresident y su exconseller pueden recoger su acta y ocupar sus dos asientos, o si tendrán que renunciar e ir los dos siguientes.

El caso de Ruiz Mateos

El pasado mes de abril la Eurocámara emitió un comunicado en el que aclaraba que para disfrutar de la inmunidad de la que gozan los eurodiputados, antes debían de recoger su acta. Y para lograrlo tendrían que volver a España y enfrentarse a una más que probable entrada en prisión.

Sin embargo, desde JxCat insisten en que la legislación abre la puerta a otras opciones. Desde la formación independentista recuerdan que José María Ruiz-Mateos en 1989 consiguió convertirse en eurodiputado durante dos años estando huido de la Justicia española.

En aquella ocasión, el empresario y dueño de Rumasa juró la Constitución desde un hospital en el que estaba ingresado y ningún órgano jurídico español puso problema ya que entendían que gozaba de inmunidad parlamentaria.