Música económica

'Got No Money For Christmas': a Papá Noel le han dado el finiquito

Dead Men's Hollow, con Belinda al banjo./Three Continents Photography.
Dead Men's Hollow, con Belinda al banjo. / Three Continents Photography.

El grupo estadounidense Dead Men's Hollow cuenta cómo unas navidades marcadas por la crisis pueden servir para recuperar lo mejor de estas fiestas: «¡Es una experiencia personal!», explica la compositora de la canción

CARLOS BENITO

La Navidad es tiempo de buenos sentimientos y de grandes gastos. Las canciones suelen centrarse en lo primero, a través de incontables estribillos de paz y amor, pero de un tiempo a esta parte no faltan composiciones navideñas que tratan el aspecto monetario del asunto. Lo más habitual es hacerlo de dos maneras: está la vía lacrimógena, que nos toma de la mano como un fantasma de Dickens para conmovernos con los apuros de algún personaje desfavorecido, y está también la paródica, que trata de exponer con mayor o menor sarcasmo las contradicciones propias de estas fechas. Pero, en 'Got No Money For Christmas', el grupo estadounidense Dead Men's Hollow consigue lo más difícil, que también es lo más bonito: confeccionar una canción navideña pegadiza, de corte tradicional, que se enmarca en la crisis financiera pero reivindica sin patetismos esos sentimientos que dan sentido a las fiestas.

El título no deja lugar a dudas sobre el asunto de la letra, 'No tenemos dinero para la Navidad'. La familia que protagoniza la canción atraviesa una mala época: «Otra vez no tenemos dinero para la Navidad, / hemos pagado el alquiler, la gasolina y el teléfono / y las cuentas se han quedado secas», detalla una estrofa. «Mi marido ha apagado la tele, / los anuncios eran demasiado. / Los niños están radiantes, es una pena que no sepan / que a Papá Noel le dieron el finiquito en mayo / y que todos los renos se han escapado», plantea otra. Y una más: «No tenemos dinero para la Navidad, es cierto, / no tengo manera de compraros regalos, / no tenemos pavo, no tenemos relleno, / tendrá que ser sopa china o nada». Al final, las cosas se van encarrilando: la familia regala detalles hechos en casa, hornea unas galletas para «la querida señora Lee» e incluso le limpia la nieve de la puerta, y recibe a cambio una caja con una generosa ración de apetitoso pavo. «No tengo dinero, pero, eh, aun así quiero decir / qué maravillosas navidades han sido».

Embarazada de ocho meses

«Escribí la canción por experiencia personal», relata su autora, Belinda Hardesty, vocalista y banjista de esta banda con orígenes en Virginia y afincada en Washington D.C. «Perdimos nuestra casa en la crisis de las hipotecas y mi marido se quedó en paro. Teníamos que encontrar un nuevo lugar donde vivir y yo estaba embarazada de ocho meses: era nuestro cuarto hijo, ¡ahora tenemos siete! Todo aquello me hizo apreciar de una manera nueva la historia de la Natividad, de cómo María y José se encontraron en un establo en la primera Navidad, y me hizo pensar en lo comerciales que se han vuelto estas fiestas, en lo que significan para nosotros y en cómo quería encontrar alegría para los míos. Por suerte, tenemos una maravillosa familia extensa con la que montamos una gran cena, intercambiamos regalos de cinco dólares y jugamos a algún juego de mesa, y me di cuenta de que mis hijos no necesitan tanto los regalos como esas experiencias divertidas que crean vínculos afectivos».

El grupo estadounidense, disuelto este mismo año tras una trayectoria de casi dos décadas, siempre fue particularmente hábil a la hora de confeccionar canciones originales que parecían joyas perdidas del folclore. Este 'Got No Money For Christmas' no es una excepción, con su melodía sencilla y contagiosa y su delicado tratamiento instrumental. Belinda, ¿qué es lo que hace que una canción navideña funcione? «Para mí, la clave está en la historia que cuenta y en el sentimiento que hay detrás. No me malinterpretes: hay canciones navideñas muy divertidas que brindan un poco de alivio cómico en esta época tan estresante del año, pero a mí me gustan sobre todo las canciones tradicionales que hablan de la primera Navidad o que se ponen nostálgicas con cosas como jugar en la nieve o regresar a casa. Al final, quiero una buena historia que traiga recuerdos felices y llenos de significado».