Chapas vascas sin tensión

Chapas vascas sin tensión

El centro tecnológico IK4-IDEKO participa en un proyecto para fabricar materiales menos pesados y más eficientes

José V. Merino
JOSÉ V. MERINO

La economía no se para. Resuelto un problema, aparece el siguiente. Y otro. Y otro. Sectores industriales estratégicos para la economía vasca como la automoción, la aeronáutica o la generación de energía se enfrentan a un desafío: disponer de materiales menos pesados para reducir los costes y elevar la eficiencia. Para conseguirlo, se está trabajando en el desarrollo de nuevas aleaciones de chapa metálica con propiedades mejoradas que permitan el aligeramiento en las estructuras.

Sin embargo, durante el proceso de fabricación de estas nuevas aleaciones metálicas se generan tensiones internas que causan defectos en las piezas finales e impiden a los fabricantes el cumplimiento de los requisitos exigidos. Con el objetivo de dar respuesta a este problemática, el centro tecnológico IK4-IDEKO ha participado en el 'Proyecto Relashet', una iniciativa orientada a mejorar el funcionamiento de las actuales líneas de procesamiento de chapa mediante la introducción de sistemas innovadores para la eliminación de esas tensiones.

IK4-IDEKO es un centro tecnológico especializado en tecnologías de fabricación y producción industrial. Cuenta con clientes en sectores como máquina herramienta, ferrocarril, aeronáutica, bienes de equipo, automoción y energía, entre otros.

«Todas las aleaciones metálicas en forma de chapa son obtenidas partiendo de lingotes, palanquillas o procesos de colada continua y su posterior laminado en caliente y frío. Sin embargo, tanto en el proceso de laminado como durante el enrollado en bobinas, se generan tensiones en el interior de la chapa que dan lugar a defectos de forma», explica la responsable de la investigación en el centro tecnológico IK4-IDEKO Sonia Moralejo.

El resultado de liberación de estas tensiones internas es que los fabricantes de piezas no pueden cumplir con los rangos de tolerancia exigidos. «Las tolerancias demandadas por las empresas de chapa son cada vez más exigentes y los productores de acero no son capaces de satisfacer estas exigencias. Esto es especialmente crítico en las nuevas aleaciones de material que presentan elevadas resistencias y mayores dificultades para ser distensionadas por la elevada influencia del fenómeno de recuperación elástica que aparece después de retirar una pieza de la matriz», añade.

El 'Proyecto Relashet', recién finalizado, ha servido para analizar el fenómeno de las tensiones residuales, proponer nuevos métodos para su eliminación transferibles al mercado y analizar su viabilidad para ser introducidos en líneas de procesamiento de chapa real.

En esta iniciativa, IK4-IDEKO ha podido aplicar capacidades sobre la eliminación de las tensiones residuales y profundizar en sus conocimientos sobre la influencia del estado tensional inicial en la distorsión geométrica de la chapa durante el proceso de corte.