«Estos últimos años tengo más hambre de conseguir títulos»

Zabaleta, favorito en las apuestas junto a Iribarria, reconoce que nunca había tenido tan bien las manos como esta temporada./e. Buxens
Zabaleta, favorito en las apuestas junto a Iribarria, reconoce que nunca había tenido tan bien las manos como esta temporada. / e. Buxens

En plena madurez, el zaguero navarro buscará su tercera txapela del Parejas junto a Irribarria, «que está en su mejor momento»

JUAN PABLO MARTÍN

Una lesión en el tobillo hace tres años, que le tuvo parado once meses, le hizo ver «que tenía que aprovechar los momentos en los que estoy bien». Cambió de preparador físico, entrena todos los días, y desde entonces José Javier Zabaleta ha crecido como pelotari. «Estoy siendo más regular», admite. El zaguero navarro juega el domingo con Irribarria su tercera final del Parejas en el frontón Bizkaia. Ha ganado las dos que ha disputado hasta el momento.

- ¿Atraviesa su mejor momento de forma?

- El último año está siendo muy bueno y me estoy sintiendo a gusto.

- Está en plena madurez.

- En las últimas temporadas se está viendo que soy más regular, pero quiero seguir mejorando y, si se puede, crecer más.

- Es de los que aprovecha las oportunidades. Ha ganado las dos finales que ha jugado.

- Es un buen porcentaje. A ver si el domingo sigue igual. Tenemos una buena oportunidad y esperemos tener un buen día.

- ¿Qué es el Parejas para un zaguero?

- Es el campeonato más importante. En el que más opciones tenemos de llegar lejos. Te da la opción de jugar partidos durante cinco meses cada semana, que es lo que queremos todos. Los últimos años me lo estoy tomando muy en serio porque el mano a mano lo veo muy complicado.

- ¿La lesión de larga duración que tuvo en el tobillo hace tres años le hizo ver las cosas de otra forma?

- Estuve casi once meses parado porque luego se unió la verruga que me salió en la mano. Me hizo ver que hay que aprovechar los momentos que estás bien y que hay que tomarse las cosas de otra manera porque cuando estás lesionado se pasa muy mal.

- La verruga le dio mucha lata.

- Era como una moneda de cinco céntimos en la palma de la mano. Estuve en muchos médicos y me dijeron que podía durar cinco o seis años, imagínate lo que dormía por las noches. Logré quitarla con un naturista.

- Qué cambió entonces como pelotari?

- La rutina de entrenamientos tanto con mi nuevo preparador físico, Iñaki Barbajero, como con Jokin Etxaniz en el frontón. Entrenamos todos los días y es lo que hace crecer a un pelotari.

- ¿Qué le aporta Barbajero?

- Recuperé con él el tobillo y hablamos de seguir juntos. Físicamente ahora es el momento que mejor me encuentro y acabo los partidos más a gusto.

- No ha vuelto a tener mal de manos.

- Este año no he tenido ninguno. No he notado nada ningún día.

- Son cien partidos sin suspender.

- De campeonato no he suspendido ninguno. El año pasado uno en Bera, entre San Fermín y Vitoria. Me preparo y me cuido para estar bien durante todo el año y quitar uno fastidia.

- Ahora es más competitivo.

- Después de la lesión siento más ganas de llegar lejos. De hacer cosas bonitas. Tengo más hambre de conseguir títulos.

Mantener la concentración

- ¿Le sorprende que Rezusta pueda aguantar tanto tiempo prácticamente con una sola mano?

- Tiene una mano muy fuerte y un gran físico. Está muy bien preparado y tiene unas condiciones terribles para jugar a pelota.

- ¿Qué supone medirse a él?

- Es uno de los zagueros más complicados e incómodos junto a Ladis Galarza. Le dan una gran velocidad a la pelota. Es un rival que cubre mucha cancha.

- ¿Tiene puntos débiles?

- A todos nos duele que coloquen la pelota junto a la pared izquierda.

- ¿Qué es lo más complicado de llevar en un campeonato de 18 semanas?

- Mantener la concentración tanto tiempo. Son cerca de cinco meses de campeonato que empiezas con mucha ilusión, pero en el que hay que estar preparado cada semana.

- ¿Mentalmente lo trabaja?

- Con el nuevo preparador hemos cogido otro tipo de rutinas de entrenamiento, pero desde el punto de vista mental no lo preparo especialmente.

- ¿Le costó entenderse con Irribarria?

- Lo más complicado fue estar concentrados desde el primer tanto hasta el último. Teníamos fases del partido muy buenas, y otras que nos íbamos, nos despistábamos, y los rivales se llevaban el encuentro. Antes de semifinales hablamos para luchar cada tanto como si fuera el último.

- ¿Qué le aporta el delantero de Arama?

- Es un pelotari muy fuerte. El día que no estás bien es capaz de salir para atrás y ayudarte. Le estoy viendo en el mejor momento. Está abriendo huecos enormes y a la hora de rematar esta acertado. Si yo estoy bien, él también está atrevido y va a responder.

- ¿Se contagian los estados de ánimo?

- Igual sí. Al principio cuando a uno de los dos no nos iba bien enseguida el otro bajaba la cabeza. Pero estos partidos de tensión nos hacen estar más concentrados.

- Parten como claros favoritos para la cátedra. ¿Que tendría que pasar para que no ganen?

- Ellos están en un momento muy bueno, y si no damos nuestros nivel no vamos a ganar. Elezkano II y Rezusta dan lo suyo en nueve de cada diez partidos, y en la final también lo harán. Son una combinación muy completa.

- ¿Qué piensa cada vez que ve las dos txapelas que ha conseguido hasta el momento?

- Que quiero más.