La mejor versión de Elezkano y Rezusta

Elezkano II estuvo muy activo en el remate en Zumaia./ARIZMENDI
Elezkano II estuvo muy activo en el remate en Zumaia. / ARIZMENDI

Vencen a Irribarria y Zabaleta en Zumaia tras un duelo muy serio en el que el vizcaíno sacó mucho partido a las oportunidades deremate que tuvo

JUAN PABLO MARTÍN

Elezkano II y Rezusta siguen firmes al frente de la clasificación del Parejas. Su juego serio y con pocos errores se antoja como la mejor fórmula para sacar los partidos adelante aunque tengan enfrente a Irribarria y Zabaleta. Lo demostraron otra vez ayer en el frontón Aitzuri de Zumaia. Cada vez que saltan a la cancha se ponen el mono de trabajo conscientes de que lo primero es defender y luego que venga el resto. Si a eso se le incluye que el delantero de Zaratamo supo rentabilizar a la perfección las oportunidades que tuvo para el remate, se explica la victoria obtenida ante la combinación con más cilindrada del campeonato.

El triunfo les permite estar un paso más cerca de las semifinales aunque ya han dejado claro que no se fían de nada ni de nadie y que quieren mantener la regularidad exhibida hasta el momento a lo largo de toda la liguilla. Pero vencer al de Arama y al de Etxarren, además de sacarse la espina de la derrota sufrida en la primera jornada, sirvió para que ratificaran que su propuesta es muy eficaz.

Supieron aguantar el arreón inicial de los azules, que salieron a degüello. Las chispa de Irribarria, bien ayudado por Zabaleta, hizo que tuvieran el encuentro de cara, mientras que a los colorados les tocó aguantar. Con el delantero guipuzcoano inspirado en el remate, tuvieron que sufrir y vieron como sus rivales se colocaban con seis tantos de ventaja en el luminoso (3-9) tras cruzarse 180 pelotazos.

Remontada

El vizcaíno y el de Bergara pidieron un tiempo muerto para cortar la racha y tuvo su efecto. Irribarria mandó una volea fuera en el siguiente tanto, y Elezkano comenzó a abrir huecos. Se alió con el 'txoko' para demostrarse de que era posible y, con un Rezusta cada vez más sólido en los cuadros largos, llegó la remontada. Lograron un parcial de 12-3 que les permitió crecerse y mostrar las carencias de sus adversarios. Irribarria bajó de revoluciones por lo que el de Zaratamo tuvo más posibilidades en enredar, mientras que atrás las fuerzas se equilibraron.

Los que vistieron de azul comenzaron con sus intermitencias, mientras que los colorados no bajaron sus prestaciones. De esta forma, ampliaron su diferencia a medida que el choque llegaba a su conclusión. A falta de un tanto se atascaron un poco porque el de Arama arriesgó y estuvo acertado con la jugada inicial. Consiguió acercarse a dos tantos, pero le faltó continuidad.