GP de Austria

Márquez busca conquistar el inexpugnable feudo de Ducati

Marc Márquez, perseguido por el piloto de Ducati, Andrea Dovizioso./Efe
Marc Márquez, perseguido por el piloto de Ducati, Andrea Dovizioso. / Efe

El Mundial visita este fin de semana el único escenario del actual calendario donde el vigente campeón de MotoGP nunca ha ganado, con el futuro de Lorenzo de nuevo en la primera línea del mercado

BORJA GONZÁLEZSpielberg, Austria.

El Österreichring, en el pasado rebautizado como A1-Ring, y desde 2004 propiedad de Dietrich Mateschitz, dueño de Red Bull que puso el nombre de la bebida energética al trazado austriaco, ubicado en la localidad de Spielberg, es el único escenario de los 19 en los que se disputa el Mundial de Motociclismo en el que Marc Márquez nunca ha ganado. MotoGP regresó a Austria en 2016, y desde entonces sólo Ducati ha conseguido vencer, primero con Andrea Iannone, después con Andrea Dovizioso y el año pasado con Jorge Lorenzo, una 'peculiaridad' con la que el líder de la general de la clase reina buscará acabar este domingo

De lograrlo, Márquez daría la puntilla definitiva al campeonato, porque el vigente campeón habría sacado oro en los circuitos Ducati. «Esta es una de las pistas donde la Ducati se adapta mejor, el año pasado luché contra dos Ducati y acabé segundo cerca de Jorge, hace dos años de Dovizioso; quizás entonces fue cuando estuve más cerca porque el año pasado iba un poco más apurado. Veremos si podemos este año, pero presiento que en este no será sólo Ducati y Honda, sino que creo que este año también estará Yamaha muy cerca, incluso Suzuki», dijo este jueves el español.

Un planteamiento que el piloto de Cervera suele repetir los jueves pre inicio de entrenamientos, como queriendo protegerse contra un favoritismo en el que se mueve y que confirma domingo sí y domingo también. Será la pista la que determine si esta vez rompe el dominio de Ducati, si aparecen nuevos actores o si la dinámica se mantiene y la marca italiana hace el cuatro de cuatro en Austria.

«Marc siempre ha llegado a milésimas de nosotros y delante de mí el año pasado, y ahora le espero aún más fuerte; es normal que queramos mantener esta pista como nuestra, si podemos decirlo así, aunque la realidad de los datos es que en estos momentos nosotros debemos contrarrestar a Márquez y no al revés. Él es el favorito», apuntó por su parte Dovizioso.

Protagonista ausente

Aunque en el día previo al inicio de la acción en pista la fábrica de Borgo Panigale fue protagonista, si bien no por esa defensa de su territorio que inicia el viernes. Ducati, y Jorge Lorenzo, último ganador en Spielberg, ausente por tercer gran premio consecutivo (tampoco competirá este fin de semana Joan Mir por las secuelas de una caída en lunes en los entrenamientos celebrados en Brno).

El nombre del mallorquín volvió a la primera línea de los comentarios del paddock. Su nombre, y su futuro más inmediato, una vez que la aventura en Honda está teniendo unos resultados muy, muy por debajo de los esperados. «No del todo hasta este fin de semana, pero después de varias cosas que he oído por supuesto que hay algo real en esto», contestaba Jack Miller, tercero el domingo anterior en la República Checa, a una pregunta acerca de las especulaciones que hablan de una negociación entre el balear y Ducati para que este retornase en las filas de la escudería satélite Pramac, en el lugar del australiano, único piloto que no ha cerrado aún su contrato de cara a 2020.

Un movimiento que debería llevar aparejado la aceptación de Honda de la ruptura del año de contrato que vincula a ambas partes para el curso que viene y el riesgo de ver triunfar a su actual piloto con la moto de la competencia. Dicho esto, la realidad es que, por lo menos, por el lado de Lorenzo ha habido movimientos, incluso antes de que Danilo Petrucci firmase su renovación para continuar en el equipo oficial al lado de Dovizioso (renovación que también se retrasó más de lo previsto), y también ahora que el puesto de Miller en Pramac aún no está cerrado.

«Al final, cuando el río suena agua lleva», comentó por su parte Márquez sobre esa opción. «Sé que tiene un año más de contrato con Honda y conociendo a Jorge, con el orgullo que tiene, me cuesta entenderlo; y si eres un piloto y tienes un orgullo de campeón lo que quieres con una moto campeona es lograr ganar y hacer ver que tú también eres capaz, y conseguir lo que te habías propuesto cuando firmaste por la marca. Y creo que Jorge aún tiene mucho que demostrar con la Honda y creo que es capaz; luego no entro en el juego de si este rumor es cierto o no, porque la realidad es que tiene un año más de contrato con Honda, es mi compañero de equipo y ahora está lesionado, pero cuando vuelva seguramente lo hará con más ganas que nunca», remachó el piloto de Cervera.