Juan del Campo: «Puedo y debo estar más adelante»

Del Campo durante la primera manga en la que se clasificó en vigesimonovena posición./AFP
Del Campo durante la primera manga en la que se clasificó en vigesimonovena posición. / AFP

El esquiador vizcaíno que fue vigesimoséptimo en el Mundial asegura que «es para estar contento pero no satisfecho» con su actuación en la cita mundialista

MIKEL GARCÍA

A sus 24 años, el esquiador de Mungia, Juan del Campo, es una de las referencias del esquí nacional y más tras su vigesimoséptima posición ayer en la prueba de eslalon del Mundial del Are. El vizcaíno logró un brillante resultado, antes de afrontar la recta final de la temporada.

-Se le vio enfadado nada más concluir el segundo descenso.

-He hecho todo lo que tenía que hacer. He empujado con todo, pero ha sido más un problema táctico que otra cosa. Cuando hemos hecho el reconocimiento la nieve resbalaba. He esquiado muy bien, el problema ha sido que he empujado de forma lateral y podía haberlo hecho hacia delante, y eso ha provocado que no haya fluido bien.

-En la primera parte de la bajada mantenía la distancia con su predecesor, pero luego ha ido a peor.

-La primera mitad del descenso ha sido muy bueno. Me he encontrado muy bien y lo he dado todo, sin embargo a partir de la segunda parte físicamente me he encontrado fatigado y no he estado tan bien. A pesar de ello lo he dado todo.

-Un 'top-30' en el Mundial debería ser para estar contento.

-Es para estar contento pero no para estar satisfecho. Estoy teniendo una buena progresión y estoy esquiando de una manera sólida, pero siempre se puede mejorar. Puedo y debo de estar más adelante, mi sueño siempre ha sido luchar por ganar y por cómo se están dando las cosas espero que llegue.

-Uno de los objetivos era estar en esa segunda manga del eslalon y lo ha logrado.

-La primera manga ha sido muy buena. He podido estar cerca de gente de mi generación que en la pruebas de Copa del Mundo han estado rondando el 'top-20' y es positivo.

-¿Qué podemos esperar de Juan del Campo en el futuro?

-La carrera de hoy ha sido muy rara. De media una segunda manga de Copa del Mundo suelen salirse entre cinco y siete competidores y hoy solo han sido tres. Si hubiese sido una Copa del Mundo lo más probable es que hubiese rondado el 'top-25'. Aún así, no me sirve siempre quiero y trabajo para lograr unos objetivos más altos y es por lo que estoy luchando.

-Aún resta una prueba de la Copa del Mundo y de la de Europa.

-Tenemos una prueba de Copa del Mundo en Eslovenia y el objetivo volverá a ser llegar a la segunda manga. Pero también restan varias de la Copa de Europa donde estoy en el 'top-30', y que es donde de verdad me enfrento con gente que ha día de hoy está en mi mismo nivel.

«Estoy teniendo una buena progresión y estoy esquiando sólido, pero siempre se puede mejorar»

-Durante este Mundial tuvo una buena actuación en el gigante, ¿cómo se lo plantea?

-Una de mis metas son los nacionales a los que acudo con la intención de mejorar de cara al gigante. La verdad es que es una prueba que me gusta mucho y en la que quiero mejorar.

-En esta edición del Mundial han sido tres los esquiadores que han participado, ¿qué se puede esperar de cara al futuro?

-El año pasado éramos solo dos y este año ya somos tres. Además viene gente joven apretando por detrás y que no tardarán en dar alegrías. Acabo de hablar con el presidente de la federación y nos ha felicitado por la actuación que hemos tenido. Nosotros siempre vamos a dar todo lo que tenemos y vamos a seguir peleando para lograr mejores resultados. Todos en la federación nos respetan porque ven que somos gente trabajadora que nos dejamos la piel cada día. No sé si algún día llegaremos a ganar pero vamos a trabajar para ello.

Del Campo se cuela en el 'top-30'

Afrontaba una jornada histórica para él y para el esquí español, y tras la primera manga todo marchaba muy bien. Su descenso en la primera manga fue magnífico. Había prometido que iba a arriesgar y cumplió. Fue superando cada curva como si fuese la última y se coló en el 'top-30'. Un vigesimonoveno puesto que le valió una plaza en la segunda manga. Se quedó a poco más de cuatro segundo y medio del mejor tiempo, marcado por el austriaco Marcel Hirscher que a la postre se coronó campeón del Mundo.

Juan del Campo fue uno de los primeros en afrontar la bajada en la segunda manga. El orden de salida así lo había deparado y el vizcaíno arrancó bien. Sus primeros parciales eran positivos, pero a medida que el descenso fue avanzando todo se fue complicando. Su gesto de enfado nada más cruzar la línea de meta denotaba que Del Campo no estaba contento con su actuación. En el segundo descenso no logró mejorar su registro de la matinal. De hecho, fue casi un segundo peor. De ahí el enfado del esquiador vizcaíno.

Concluyó la prueba con un total acumulado de dos minutos y once segundos. Juan es un competidor nato. Muy exigente consigo mismo y no haber mejorado el tiempo de la primera ronda le dejó insatisfecho. A pesar de ello, tras una larga espera viendo al resto de competidores el esquiador de Mungia concluyó en la vigesimoséptima posición. Mejoró dos puestos respecto a la primera ronda para cerrar su participación en el Mundial en un brillante 'top-30'. Un paso adelante para el vizcaíno, que cada vez ve más cerca el estar dentro del 'top-20' mundial.

Triplete austriaco

La prueba de eslalon sirvió para coronar al equipo austriaco que logró el triplete. Tras una primera marca donde Marcel Hirscher realizó un descenso estratosférico, el registro logrado le valió para realizar un descenso conservador y proclamarse campeón del Mundo. Tras él, dos compatriotas que demostraron su solidez en ambos descensos y aprovecharon los errores de los rivales para colarse en el podio.

Hirscher, doble campeón olímpico y vencedor de las últimas siete ediciones de la Copa del Mundo, cumplió con los pronósticos. Logró el oro y tras él llegaron la plata de Michael Matt y el bronce de Marco Schwarz. Un pleno para los austriacos que demostraron todo su potencial. Hirscher cubrió las dos bajadas a la pista Olympia en un tiempo ganador de dos minutos, cinco segundos y 86 centésimas, 65 menos que Matt y con 76 de ventaja respecto a Schwarz.