Atletismo

«Cada vez que acabas un maratón eres feliz»

Javier Sánchez-Beaskoetxea posa junto a su libro./Mireya López
Javier Sánchez-Beaskoetxea posa junto a su libro. / Mireya López

Javier Sánchez-Beaskoetxea une sus pasiones con la publicación del libro 'Correr maratones: de Nueva York a la cima del Stelvio'

Igor Barcia
IGOR BARCIABILBAO

En la vida de Javier Sánchez-Beaskoetxea (Bilbao, 1963) se unen varias pasiones que han dado forma a su día a día. Licenciado en periodismo y apasionado del cicloturismo y los maratones, este bilbaíno que es profesor en la Naútica de Portugalete ha encontrado el modo de contar lo que le apasiona, primero a través de un blog y ahora con un libro donde narra sus vivencias en los 25 maratones que ha disputado hasta el momento. 'Correr maratones: de Nueva York a la cima del Stelvio', es el resultado que fusiona su pasión con la narrativa y que ayer presentó en la librería Campus. «Es un proyecto que empezó hace casi dos años, cuando ya estaba cerca de cumplir mis primeros veinte maratones. Entonces se me ocurrió reunir en una publicación gran parte de los artículos que he ido escribiendo en mi blog de corredor 'El sueño de Nueva York' con las crónicas de mis primeros veinte maratones», aunque un retraso a la hora de impulsar la publicación llevó a engordar la lista de pruebas hasta las definitivas 25.

«Antes me dedicaba más al ciclismo, pero a partir de 2014, por problemas en la espalda, retomé mi faceta de corredor, empecé a escribir las vivencias en un blog y de ahí ha surgido un libro que en la primera parte se centra en correr diferentes pruebas, maratones en particular, y viajes, y en la segunda ya hablo más de las crónicas de esos maratones. Finalmente hay un anexo donde cuento el plan de trabajo que seguí para entrenar mis mejores marcas». Pero Sánchez-Beaskoetxea advierte de que no se trata de un manual de entrenamientos de maratón. «Ni soy entrenador ni pretendo serlo, solo doy algunas pautas y consejos», remarca. Y tampoco es un libro destinado a personas que se inician en el atletismo. «Podría decirse que es para gente que corre pero no hace maratones y le está rondando esa idea en la cabeza. En ese caso, mi libro sí que le puede inspirar».

Leer y viajar

El escritor bilbaíno explica que su publicación está más orientada «a la gente que le gusta correr, y que une el correr con viajar, he ido a carreras que he ido que la gente no conoce, y quienes leen mi blog, les gusta lo que cuento, y ademas tengo cierta facilidad para escribir. No tengo grandes ambiciones en enseñar lo que es un maratón, pero sí que lo que he aprendido, y así al verlo les puede entretener o ayudar».

Sánchez-Beaskoetxea ha elegido un tema que siempre es un referente dentro del atletismo, que es el maratón, una distancia que sigue manteniendo su mística y que «sigue dando historias para contar. A mí lo de la marca tampoco me preocupa mucho, me gusta que aunque lo prepare muy bien, salgo y no sé si voy a llegar, me gusta esa incertidumbre y ese riesgo que hay en maraton. Me motiva ese reto de ver si lo voy a acabar o no».

Ese es, a su juicio, el gran secreto de la distancia de los 42,195 kilómetros, y lo que permite que blogs y libros como el suyo sean siempre demandados por los aficionados y atletas a los que les gusta el fondo. «Puedes estar rodeado de gente, pero el maratón es un reto personal. Cuando acabas tu primer maratón, sientes una satisfacción que no pasa en otras carreras, eres feliz pese a que llegues hecho polvo», explica Sánchez-Beaskoetxea sobre las experiencias que ha tratato de plasmar en su libro, en el que ha contado con un 'padrino' muy especial. «Escribí a Martín Fiz para el prólogo y me dijo que sí, lo cual es una alegría, porque para mí es un referente».

De cara al futuro, el escritor bilbaíno tiene clara su hoja de ruta. «Si, al acabar el libro hablo de la idea de llegar a los cien maratones. Así que mi idea es correr cuatro al año y así tengo para seguir corriendo, escribiendo y contando, porque lo que me gusta es mezclar viajes con competiciones».