Mundial 2018

Rusia 2018

Rusia explora sus límites ante Croacia

Último entrenamiento de Rusia./
Último entrenamiento de Rusia.

Tras hacer historia al eliminar a España, los anfitriones esperan tumbar al combinado ajedrezado e igualar la hazaña de la URSS en 1966

RAFAEL M. MAÑUECO

La selección rusa hizo historia el domingo pasado al pasar a los cuartos de final del Mundial de Fútbol 2018 tras vencer a España. Y si hoy gana a Croacia igualaría el registro del conjunto soviético, que en el torneo de Inglaterra de 1966 logró llegar a semifinales, su mejor clasificación. Entre la afición reina el optimismo, ya que ven al equipo de Modric y Rakitic más asequible que España. Sin embargo, el técnico ruso, Stanislav Cherchesov, alerta de que «no podemos caer en la euforia».

Según su opinión, «lo que pasó con España fue una historia con final feliz para nosotros, pero ahora hay que mirar adelante (...) no podemos caer en la euforia». «Cada partido ahora es una lucha por la supervivencia, no hay segundas oportunidades (...) por lo que tendremos que salir a por todas», declaró Cherchesov en la rueda de prensa ofrecida ayer en el estadio Fisht de Sochi, escenario del partido de hoy contra Croacia.

El entrenador ruso afirmó también que conoce bien a los jugadores balcánicos, «juegan en grandes clubes y en grandes ligas (...) pero eso no es ninguna panacea. Nosotros también tuvimos jugadores en clubes extranjeros y, sin embargo, la selección no logró nada». Señaló además que «equipos que sobre el papel eran superiores se han tenido que ir ya para casa». De lo que sí dice estar seguro Cherchesov es de que «el equipo debe estar bien preparado» y de que el encuentro de hoy contra Croacia «será un partido importante».

La llamada de Putin

El seleccionador ruso dijo que el presidente Vladímir Putin les ha expresado su apoyo y eso, añadió, «nos da confianza, los jugadores lo sienten y es una motivación extra para nosotros». Cherchesov aseguró que Putin le telefoneó «ante del partido contra España y después» para felicitarles.

Por su parte, el jugador ruso de origen brasileño, Mario Fernandes, admitió durante la rueda de prensa que «Croacia es un gran equipo, tiene el mismo nivel de calidad de España, pero juegan de otra manera». Vaticinó un encuentro contra ellos «muy difícil», pero «interesante». Fernandes cree que pueden ganarles, «llevamos mucho tiempo entrenando duro, nos merecemos estar donde estamos y seguiremos luchando».

Pero el peso de la competición no perdona y habrá que ver hoy cuál de los dos equipos sobrelleva mejor el titánico esfuerzo desplegado en las fases precedentes. Alexánder Samédov afirmó el jueves en Moscú que el equipo está ahora más tranquilo y «no tenemos tanta presión como al comienzo del torneo». En su favor tendrán, igual que frente a España, el furor de las gradas. El éxito de la selección rusa está siendo aprovechado por la propaganda oficial como nuevo elemento de consolidación patriótica.

Samédov estará seguramente en la alineación de hoy igual que Alán Dzagóev, recuperado ya de sus problemas musculares en la espalda. No jugaba desde el partido inaugural ante Arabia Saudí. Estarán también con una alta probabilidad los verdugos de España, Artem Dzyuba, Fyodor Smolov, Sergey Ignashevich, Aleksandr Golovin y Denis Cheryshev.

Akinfeev será un diamante

Por supuesto, teniendo al frente al capitán del equipo y «héroe» en el partido frente a España, el guardameta Igor Akinfeev, que detuvo los tiros de Koke y Aspas, propiciando así que Rusia, el combinado que de partida tenía el peor coeficiente en el ranking de la FIFA, siga viva en el campeonato. Las dudas surgen ahora en torno a si el preparador seguirá apostando por un esquema ultradefensivo, como el empleado ante España, o compondrá una alineación más de ataque.

Si Rusia pasa a semifinales, se acuñará una nueva moneda de curso legal en recuerdo de la hazaña. Pero el que ya tiene asegurado su lugar en la historia es Akinfeev, cuyo apellido será el nombre que lleve un diamante hallado esta semana en el norte del país, en Arjánguelsk. La piedra preciosa es redonda y presenta unas betas oscuras que asemejan a un balón de fútbol. Tal vez le dé suerte en el encuentro de hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos