El once del adiós

A todos nos puede salir una buena alineación entre los equipos que ya están eliminados: Keylor Navas, Kimmich, Hummels, Kroos, Salah, Mané...

Toni Kroos./Afp
Toni Kroos. / Afp
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Ya tenemos las dieciséis clasificadas para octavos de final: 10 de Europa (Rusia, España, Portugal, Francia, Dinamarca, Croacia, Suiza, Suecia, Bélgica e Inglaterra), 4 de Sudamérica (Uruguay, Argentina, Brasil, Colombia), 1 de Centroamérica (México), 1 de Asia (Japón).

Lo primero, quiero felicitar a todas las selecciones que no tenían opciones de pasar en la última jornada y lucharon por el triunfo. En un momento en el que el deporte está tristemente rodeado de apuestas y amaños, hicieron honor a los valores que engrandecen el deporte y se portaron con verdadera honradez. A pesar de quedar eliminados, felicidades a Marruecos, Perú, Costa Rica, Corea del Sur, que aunque tenía alguna posibilidad, era mínima, y Polonia por su esfuerzo en la última jornada.

Ya deja de ser noticia que el último campeón caiga en la fase de grupos en el siguiente Mundial. La primera razón que se me ocurre es que, tras ser campeones, a los entrenadores les cuesta hacer el relevo generacional. Quizá más por compromiso que por estados de forma, no se atreven a dejar fuera a jugadores consagrados pero por los que también pasa el tiempo. Sin ir mas atrás, España hace cuatro años y Alemania en este Mundial confiaron en el mismo bloque cuando realmente necesitaban aire fresco. Alemania copió lo bueno de España para llegar a ser campeona, pero no supo alejarse de los errores.

Después de esta primera fase todos tendemos a hacer el 'once' ideal, pero también nos sale un buen equipo inicial entre los conjuntos que abandonan el Mundial.

Keylor Navas en la portería. El guardameta de Madrid ha mantenido su nivel. Kimmich, Hummels, Baloy y Kolarov en defensa. Los dos jugadores alemanes son de lo poco rescatable en su escuadra. Kolarov, capitán de Serbia, mostró su jerarquía en una selección de gran proyección. El central de Panamá, Baloy, a sus 37 años pasará a la historia como el primer jugador panameño en marcar gol en un Mundial.

En el centro del campo Kroos, con su golazo ante Suecia, y Milinko-Savic, que lidera una generación que dará mucho que hablar. Alto, fuerte, con recorrido, llegada y buen manejo del balón, quizá nos indique cómo van a ser los centrocampistas del futuro. Tres mediapuntas: Salah, Son y Mané. El faraón no llegó en las mejores condiciones al Mundial y no ha podido brillar también por el pobre rendimiento de Egipto. Son entendió a Alemania y demostró que es el líder que Corea necesita para seguir progresando. El jugador del Liverpool, Mané, ha dejado destellos de su calidad. Delantero, Musa. El nigeriano ha sido una de las sensaciones del Mundial por su velocidad y movilidad. Sus dos goles frente a Islandia mostraron su potencial. Como entrenador, Hervé Renard. Marruecos no mereció perder ni contra Irán, ni contra Portugal y puso en muchos apuros a España.

Y el once más destacado de la primera fase

Muchos son los jugadores que pueden formar parte del once destacado de esta primera fase, todos tendréis vuestras preferencias. En el mío, de momento, no están ni Messi, ni Griezmann, ni Neymar, ni Ronaldo, a pesar de sus cuatro goles y ser el que más nivel ha tenido de estos cuatro hasta ahora. De todas formas, es pronto para sacar conclusiones. Todavía cualquiera de ellos puede gobernar el Mundial. Lo importante se decidirá a partir de cuartos de final y ahí es donde aparecen los jugadores de mayor rango.

En la portería, Schmeichel. El portero danés está haciendo honor a su padre. Este Mundial le puede dar un impulso en su carrera y seguir haciendo su propio camino. Una defensa compuesta por tres jugadores del Atlético Madrid con Godín, Giménez y Lucas Hernández, y Yerry Mina de Colombia. Uruguay, con Godín y Giménez en el centro de la defensa es la única selección que no ha encajado un gol. La progresión de Lucas en este Mundial está siendo extraordinaria y Francia tiene un jugador con presente y gran futuro. Yerry Mina no ha tendido grandes actuaciones con el Barça pero con sus dos goles ha metido a Colombia como primera de grupo en los octavos de final y está demostrando por qué se fijaron en él.

En el centro del campo, Modric (Croacia), Coutinho (Brasil), Hazard (Bélgica), e Isco (España). Todos han llegado a este Mundial en plena madurez y quizá tengan un perfil muy parecido, pero en cada partido están dando espectáculo y disfrutas mucho con su fútbol.

Delanteros, Lukaku y Kane. Quizá han tenido una fase de clasificación plácida y con rivales que han dado muchas facilidades, pero ambos están demostrando que llevan el gol en la sangre.

De entrenador me quedaría con el seleccionador croata Z. Dalic. Tiene a sus ordenes a una generación de gran talento que tiene potencial para hacer historia. De momento han ganado los tres partidos que se han jugado hasta ahora.