Mundial 2018

Rusia 2018

Cuatro invitados inesperados

Rusia, Croacia, Suecia e Inglaterra... Ninguna entraba entre los favoritos, pero una de ellas estará en la final del Mundial en Moscú

Rusia celebra el pase ante España./REUTERS
Rusia celebra el pase ante España. / REUTERS
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Rusia, Croacia, Suecia e Inglaterra. Ninguna de estas cuatro selecciones entraba entre los favoritas, pero una de ellas estará en la gran final del Campeonato del Mundo en Moscú dentro de ocho días.

Inglaterra y Suecia serán las primeras en jugar hoy. Los británicos por fin han encontrado un estilo de juego que se amolda a la evolución que ha tenido la Premier en los últimos años. Desde la llegada de Southgate se han ido transformado y se han asentado con un centro del campo y ataque con jugadores jóvenes de gran calidad; Lingard (25 años), Sterling (23 años), Dele Alli (22 años) y su delantero Kane (24 años), máximo goleador del campeonato con seis tantos. Esta generación confirma el gran trabajo que se está haciendo en Inglaterra desde las categorías inferiores.

En defensa también juegan con tres centrales, un sistema que está de moda, como demostró ayer Roberto Martínez en Bélgica: estudió muy bien el de Balaguer el partido contra Brasil y además de esos tres defensas, acumuló centrocampistas por delante, dejando las bandas más libre, y cerró cualquier combinación por el centro de la canarinha.

Enfrente Inglaterra tendrá a Suecia, que desde la disciplina táctica sigue avanzando en el Mundial. Su seleccionador, Jan Andersson, no deja de mencionar el trabajo coral como la clave de su éxito: «El fútbol es un deporte de equipo y este equipo, para mí, personifica eso. Todos trabajamos muy duro el uno para el otro dentro y fuera del campo. Sabemos que somos un buen equipo y que nos hemos ganado nuestros éxitos». Su fútbol no se basa en la posesión, pero sí saben generar ocasiones a partir de robar el balón al rival para salir al contragolpe y en jugadas de estrategia. La clave es que confían mucho en todo lo que hacen y le sacan el máximo rendimiento. No engañan a nadie, defienden como un muro hasta acabar con la desesperación del rival.

Así han ido dejando por el camino a Holanda, en la fase de clasificación; Italia, en la repesca; y Alemania en la fase de grupos. Inglaterra podría ser el siguiente.

El detalle más curioso del partido es la pertenencia de los jugadores. Mientras que los ingleses juegan en su totalidad en la Premier, los suecos no tienen un solo jugador disputando la Allsvenskan o también conocida como Fotbollsallsvenskan, liga nacional sueca. Una enorme diferencia cuando hablamos de escuelas de fútbol.

En el otro partido Croacia parte igual de favorito que era España en el cruce de octavos de final frente a los rusos. No creo que cambie nada el guion que vimos en ese encuentro. Los anfitriones se meterán en su campo, no quieren saber nada de la posesión, y esperarán hasta acabar con la paciencia de los croatas y cometan algún error.

El seleccionador croata seguro que ha analizado en profundidad el partido de Rusia frente España para no cometer los mismos errores. Más de 1.000 pases entre los jugadores de La Roja con poca o nula profundidad ni juego entre líneas. Nada de desborde ni progresión por las bandas donde los rusos acumulan menos jugadores. Poco ritmo de juego y velocidad lenta en las transiciones. Son alguno de los problemas que deben evitar.

Rusia es otra de las selecciones que optan por jugar con tres centrales y acumulan muchos jugadores por el centro. No les importa meterse en su campo y reducir espacios entre líneas hasta terminar con la paciencia de su oponente. Cuando recuperan el balón, sus jugadas ofensivas son muy verticales, ya que sus rivales suelen estar metidos en el campo contrario. Golovin, su jugador más técnico, apenas aparece porque tienen poco el balón. No estará siendo un Mundial cómodo para él, pero se tiene que amoldar a lo que su seleccionador le demanda.

Es otro de los partidos donde una selección tiene más calidad y seguro que domina, Croacia, frente a otra donde la disciplina y el orden táctico está por encima de la calidad, Rusia. No es algo nuevo en este Mundial. Y hasta el momento se impone este último estilo. Las selecciones con más posesión y que pecan de poca verticalidad en sus acciones ofensivas se están quedando por el camino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos