Koldo Zabala: «Hemos acabado con la cabeza alta, peleando hasta el último partido»

Koldo Zabala, presidente del Gernika Club/F. Romero
Koldo Zabala, presidente del Gernika Club / F. Romero

El presidente del conjunto foral considera que «en general, la temporada te deja una sensación extraña»

FERNANDO ROMERO

Pese a que la competición está terminada desde hace un par de semanas aproximadamente, la actividad no ha disminuido lo más mínimo en el seno del Gernika. Tal vez ya no se vea a jugadores ejercitándose sobre los terrenos de juego de Urbieta ni el balón rodar sobre el verde. Ahora todo sucede de puertas para adentro, en las oficinas del club, donde se afanan en dar forma al equipo de la temporada que viene en Tercera División. Un proyecto que, como siempre, se asentará sobre la base de la gente de la casa, de la cantera, y con el que los blanquinegros tratarán de pelear por retornar a la División de Bronce lo antes posible. No obstante, Koldo Zabala, presidente del club, hace un alto en sus labores para atender a El Correo y repasar lo que ha dado de sí el presente curso y avanzar las líneas maestras de la próxima campaña.

- ¿Qué sensaciones le ha dejado esta temporada recién finalizada?

- Ha sido una temporada curiosa. Hemos bajado con 42 puntos, que otros años te daba para librar. Y los 18 empates, esa ha sido la clave, lo obvio. Ves la clasificación, los empates… y que hemos ganado ocho partidos, de ellos los tres últimos. Hemos llegado vivos hasta el final, pero ha sido nadar para morir ahogado en la orilla. Creo que, y es lo que le he dicho al equipo, hemos acabado con dignidad. Hemos acabado con la cabeza alta, peleando hasta el último partido. Teníamos pocas posibilidades, pero las teníamos. Y al menos hemos acabado con dignidad.

- Desde su punto de vista, ¿dónde ha podido estar la clave de este descenso?

- Se han hecho los deberes tarde. La clave en el tramo final ha sido el partido del Izarra en casa. Aunque cargar mucho las tintas sobre un partido determinado tampoco es justo. Si de los 18 empates, hubieses ganado 4 y perdido otros 4, te hubieses salvado. Y no hubiésemos necesitado nada de nada. Ese es el resumen de final. Es una pena bajar, pero toca pensar ya en el año que viene.

- En la primera vuelta se escaparon muchos partidos que, ahora, bien se puede decir que han sido definitivos

- Hemos hecho una primera vuelta pésima que nos ha lastrado. La segunda vuelta es de Copa, de puntuación de Copa. En la primera, 16 puntos nada más… y eso complica mucho. En general, la temporada te deja sensación extraña. Lo que el año pasado entraba, este año no ha entrado. El año pasado salió un temporadón y, este año, con prácticamente el mismo equipo, no ha salido. Las famosas dinámicas.

- Esa ha sido la tónica general del año. El equipo compitiendo bien pero sin encontrar el tino necesario o siendo penalizado en exceso en sus errores.

- Hemos fallado mucho en acciones puntuales, en alguna jugada de estrategia, en algún fallo… todo puntual. Pero el equipo ha estado compitiendo con nivel. En cuanto a las lesiones, no hemos tenido continuidad en alguno de los jugadores importantes, pero esa no es una excusa. Viendo cómo lo estaba haciendo, yo creía que había que seguir apostando por el equipo. Yo veía los entrenamientos, veía la actitud del equipo… se entrenaba con ganas, con buen ambiente, no veías grupos, no veías cosas raras… lo veías todo tan normal. Y pensabas 'no sale, pero hay que darle una oportunidad porque va a salir'. Se veía que el equipo lo estaba compitiendo.

- ¿Cómo va la planificación de la plantilla para el próximo curso? ¿Habrá muchos cambios?

- Seguiremos con esa filosofía de gente de cantera. La idea es hacer un bloque no muy largo, con 17-18 jugadores, no muchos más, intentando que siga un bloque lo más amplio posible de los de este año, y que esté bien apoyado por el 'B'. Que hay que aprovecharlo. Tenemos al Gernika B jugando en División de Honor. No hay ni un solo equipo que tenga en equipo B en División de Honor, al margen del Basconia o similares.

- Para un club que se nutre principalmente de gente de la casa, los ascensos del Gernika B y los juveniles son, sin duda, una de las mejores noticias de la temporada.

- Es algo muy complicado. Han subido los dos juveniles. Se ve que se hacen bien las cosas y que los chavales que vienen de abajo vienen con ganas. El salto a Segunda B es fortísimo, a Tercera es algo más asequible. Queremos que aprovechen la oportunidad los chavales de la casa, que siempre da un plus de compromiso, es gente que ha vivido el club. Tiene sus ventajas. Pero también tienes tus limitaciones. Es una apuesta bonita, pero también lo haces porque la puedes hacer.

- La siguiente pregunta es obligada. ¿Seguirá Urtzi Arrondo al mando de la nave del Gernika?

- Todavía no podemos decir ni sí ni no. Tenemos que hablar con él, hacer la reflexión de la temporada, ver qué condiciones le podemos ofrecer en Tercera y si a él le interesan esas condiciones. Y luego, que lleguemos a un acuerdo. El año pasado llegamos a un acuerdo muy fácil para ficharle, y este año, conociéndole, también vamos a llegar a una solución muy fácil con él, sea cual sea la decisión final. Es un tipo con el que da gusto hablar, no tiene dobleces, muy entero, es un buen tipo. A parte de que también es buen entrenador. Tenemos que hacer balance de la temporada y tomar una decisión. Tanto él como el club. Va a ser algo compartido. Pero todavía no sé lo que le podemos ofrecer.

- En ese sentido, es de suponer que el presupuesto de la próxima temporada variará bastante tras la pérdida de la categoría

- El presupuesto cambia radicalmente. La semana pasada tenía ya hechos los dos, para Segunda B y para Tercera División. Y hay mucha diferencia. Faltan ingresos de la Federación Española, de la Seguridad Social, del Consejo Superior de Deportes... lógicamente, los patrocinios también bajan, la plataforma que emite los partidos por internet también tiene condiciones distintas para equipos de Segunda B y para equipos de Tercera… Y seguramente habrá alguna baja en los socios. Lo mismo que cuando se logró el ascenso hubo muchas altas, ahora habrá bajas y solo seguirán los más fieles al Gernika. Tenemos que darle muchas vueltas todavía al presupuesto.