La artillería del Basconia pide paso

Nico Williams realiza un pase durante el encuentro ante el Deusto./
Nico Williams realiza un pase durante el encuentro ante el Deusto.

Pese a que no logró sumar ningún punto en Etxezuri ante el Deusto (1-0), la zona de vanguardia del Basconia dejó algunas pinceladas a tener en cuenta a medio plazo en el Bilbao Athletic, con dos largueros incluidos de Jon Cabo y Nico Williams

JAVIER BELTRÁN

Las lesiones de Artola y Ewan Urain, con mayor duración para el espigado delantero durangarra, obligan a Joseba Etxeberria a, por pura necesidad, agilizar algunas promociones desde el segundo filial que estaban pautadas para más adelante. Señaló que Oier Zarraga debe jugar de extremo en la derecha por necesidades del guión y que en la delantera escasean efectivos: «No tenemos a nadie más, siendo Zarraga un jugador de más por dentro, y arriba no tenemos mucho recambio. Morci nos ha dado una hora muy buena y Asier Córdoba ha mantenido su nivel», reconoció el técnico del Bilbao Athletic tras el empate a cero con el Calahorra, en el que Tascón se encuentra a veces muy solo en la pelea con los centrales cuando se quiere imponer un ritmo endiablado para doblegar a los rivales.

Los jóvenes delanteros del Basconia de Patxi Salinas piden paso, luz verde a medio plazo a la Segunda B pese a su insultante juventud. El técnico de San Adrián colocó en Deusto a Diarra, Cabo, Nico Williams y Rubi en la línea de ataque, algunos intercambiando posiciones, buscando en todo momento la verticalidad en la exigente Tercera División, donde no te regala ni un metro. Un peaje que deben pagar antes de encarar empresas mayores. En Etxezuri se corroboró. En el tramo final saltaron Azcona, que ya debutase en El Mazo ante el Haro, y Juste. Jon Cabo se estrelló con el larguero tras una asistencia de Nico Williams, de sólo 17 años, que apunta buenas maneras como conoce el organigrama técnico de Lezama. Tras un certero recorte, su disparo seco se topó con el travesaño defendido por Azpillaga. Cabo, que el curso pasado no tuvo demasiado protagonismo en el Basconia precisamente por la presencia de Artola y Ewan, cuenta ahora con la confianza de Patxi Salinas y se atreve con todo.

Diarra, que ya marcara dos tantos ante el Sodupe, se entendió con el menor de los Williams con paredes verticales, mientras que Nico colocó un balón de lujo a la testa de Azcona que pegó a un contrario y se reclamó mano y él mismo, ya en el descuento y con el Deusto atrincherado desde hacía minutos, apelando a la épica, remató a la madera un balón bombeado con el que contactó con la testa. El relevo está garantizado para los cachorros.